En Río Gallegos, Cristina anunció la extensión del interconectado

La presidente Cristina Fernández de Kirchner participó ayer de un multitudinario acto en la capital santacruceña donde se anunciaron obras energéticas fundamentales para la región patagónica, como la extensión del interconectado nacional de 500 kv desde Pico Truncado hasta el paraje de Esperanza, para luego continuar con ramales hasta Río Gallegos, Río Turbio y El Calafate.
Para la Presidente, estas obras "no son sólo para Santa Cruz", explicando que el Ejecutivo concibe a la "Patagonia Sur, como uno de los ejes más importantes de la República Argentina para cerrar la ecuación energética".

Luego de la proyección de un audiovisual en donde se observó el trabajo de la empresa Electroingeniería para el tendido de la línea eléctrica, las autoridades nacionales anunciaron el correspondiente llamado a licitación para la continuidad. Posteriormente, firmaron junto al intendente de Pico Truncado, Osvaldo Maimó, un convenio para la instalación de parques eólicos en esa ciudad.

Cristina estuvo acompañada por el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, el secretario de Energía de la Nación, Daniel Cameron, y el vicegobernador Luis Hernán Martínez Crespo, en un colmado salón del Centro Provincial de Alto Rendimiento (CEPARD) en la capital provincial.

Al principio de su discurso, la mandataria resumió la planificación necesaria para traer la energía al sur provincial, que inició desde Choele Choel, luego hacia Puerto Madryn, continuando hasta Truncado. Recordó que le aconsejaban que podría utilizarse la Central Termoeléctrica de Río Turbio, "pero teníamos que estar conectados al sistema nacional porque sino era inviable económicamente".

"Concebir un país significa verlo en su totalidad; que todas sus regiones tienen un rol importante que desempeñar", apuntó, diferenciando los modelos políticos anteriores "que sólo tenían puesta su mirada en el centro del país, olvidando al resto, y cuando uno no mira al resto el país, implosiona".

"El mérito más grande fue confiar en nuestras propias fuerzas", dijo, dirigiéndose a las diversas agrupaciones de trabajadores que aplaudían y entonaban cánticos, como las de mineros, UOCRA, Petroleros Privados y marineros.

Ubicados en la "platea" estuvieron intendentes de toda la provincia, los candidatos a diputados nacionales Fernando Cotillo y Blanca Blanco y legisladores provinciales, entre otros.

PROGRAMA FERROPORTUARIO

Además, se presentó el Programa Integral de Modernización para el yacimiento carbonífero de Río Turbio, cuyo presupuesto es de 4.100 millones de pesos, para las obras que iniciaron en 2004 y finalizarán en 2011. La etapa que se viene –y en gran parte ya comenzó- es la reparación de todo el sistema ferroviario, incluyendo las vías, entre Turbio y el puerto de Punta Loyola, para trasladar el material, que incluye la construcción de un edificio terminal ferroportuario, un sistema de suministro de energía para toda el área de talleres centrales y se abrirán ofertas de obras para la Terminal de pasajeros y de cargas en la Cuenca Carbonífera.

La Presidente no soslayó la actual coyuntura electoral nacional, refiriéndose a aquellos grupos críticos a la gestión kirchnerista y a los ataques verbales y escraches a dirigentes oficialistas en otras provincias. "Más allá de los golpes y las descalificaciones, lo que trasciende, lo que se recuerda, lo que uno puede obtener es mirar atrás y ver las cosas que se han hecho, ya que seguramente los que agravian solamente se van a ver sólo a sí mismos", fue la admonición de Cristina Fernández.

Luego afirmó que "construimos viviendas pero faltan más, creamos más de 4 millones de puestos de trabajo pero falta más, se firmaron más de 1.500 convenciones colectivas de trabajo, pero tenemos que seguir profundizando la distribución del ingreso".

Peralta: "cuando las críticas queden en los papeles viejos, van a estar las obras"

El efusivo discurso del gobernador Daniel Peralta que se extendió por diez minutos, constantemente interrumpido por ovaciones y aplausos, trasuntó entre lo institucional y lo político partidario, no exento de frases referidas a los comicios legislativos nacionales.

En principio, agradeció a Cristina Fernández la defensa de las inversiones en obras que impulsa Nación para la región patagónica y en especial para Santa Cruz, a pesar de que esta provincia apenas representa el 0,86 por ciento del padrón electoral del país.

Al mismo tiempo, le pidió que hiciera extensivo un afectuoso saludo a "un vecino" santacruceño que ayer no pudo estar presente en Río Gallegos, Néstor Kirchner, quien "hoy transita los caminos de la provincia de Buenos Aires como un ciudadano de la patria entera poniéndose un proyecto al hombro para legitimar en las próximas elecciones un modelo de industrialización y contención social que ha llevado a la Argentina a crecer hasta la tasa más alta de su historia".

Puso además de relieve que "es la primera vez en toda nuestra historia que un gobierno federal en serio no mira a Santa Cruz con la nuca y pone las inversiones que hay que poner desde Río Negro para abajo".

"Quiero también decirle al país –acotó- que en medio de esta crisis monumental que ha destruido millones de puestos de trabajo y que la crearon aquellos que desde afuera nos querían indicar la fórmula con la que se tenía que desarrollar la Argentina, que acá estamos los santacruceños, bien parados, con el interconectado en la puerta".

PROYECTO ENERGETICO

Más adelante, ironizó a los sectores opositores que aseguraban que el país no tenía plan energético ya que "aquí mismo, en Santa Cruz, dentro de tres o cuatro años estará concluida la Central Térmica de Río Turbio que además se complementará con la extensión del Interconectado Nacional, que incluirá una central de transferencia para Río Gallegos, El Calafate y los pueblos de la Cuenca Carbonífera".

Referenció también que a ello se le incorporará la producción de energía limpia (eólica), con lo cual se aprovecharán al máximo los recursos naturales, a lo que debe sumarse la construcción de las dos represas sobre el río Santa Cruz (Barrancosa y Cóndor Cliff), "después de décadas de frustraciones".

Más adelante aludió a la construcción de otras 1.000 viviendas para esta provincia, lo cual asegura fuentes de empleo, evaluando que todo está enmarcado en un proyecto de inclusión social y "a quienes digan lo contrario", en clara alusión a los opositores, los instó a presentar sus propuestas.

Fue entonces cuando afirmó que "dentro de muchos años, cuando las críticas de hoy queden en los papeles, estarán las obras que traen fe, futuro y trabajo".

Comentá la nota