Gallego: " Lo más grave fue calentarme como si fuese jugador"

Te gusta el cine, Américo?

Sí, pero hace mucho que no voy. Lo que pasé en Independiente puede ser como una pantalla gigante para empezar a ilusionarme con dirigir una buena película. Quiero volver a salir campeón y sueño con estar el día que inauguren la cancha.

Se parecen los trabajos de director de cine y de director técnico.

La ilusión de hacer una buena película la tengo. Nos faltan algunos actores. Ya me trajeron dos, como Vella y Acevedo. Me faltarían otros tres, un defensor central, un volante por derecha y un delantero. Yo no soy de Independiente pero he vivido cosas muy lindas acá y el dolor más grande que tuve en los últimos tiempos es no haber podido dar vuelta la historia. La idea es armar un equipo equilibrado y con una actitud diferente.

¿Cómo lo lograrás?

Con la sangre nueva de los chicos y por la experiencia de los referentes que tengo y vendrán.

¿Cómo tomaste este retorno?

Como jugador, entrenador y ayudante de campo tengo 17 títulos. Y pensé algunas cosas, pero a esta altura, a los 50 años (sic), uno debe estar preparado para todo. Ahora pienso en poner en orden a Independiente. Es muy importante la llegada de César Menotti. Con el presidente Julio Comparada estamos de diez y junto a la Comisión Directiva, si hacemos todos un esfuerzo parejo, podemos hacer un buen Independiente. El club está terminando un gran estadio que demandó una inversión importante. Nosotros necesitamos volver a jugar de local. A la cancha la veo como un gran teatro. Vos jugás de local y hay tres tribunas que te están empujando hacia el arco visitante.

Dijiste que podías explotar si no llegan los refuerzos. ¿Te podrás ir antes si esto se concreta?

Puedo explotar, pero no me voy a ir. A mí me gusta cumplir los contratos. Tengo una ilusión con Independiente.

¿Cómo viviste tantas goleadas en contra?

Lo más grave fue calentarme como si fuese un jugador. Contra Lanús no se jugó mal en el primer tiempo pero nos desconcentramos en el segundo. Me fui muy caliente y cometí el error de hablar en contra de los jugadores, quienes son, en definitiva, los que te llevan al éxito o al fracaso. Sé que estoy en un club difícil, en el que pasaron muchos técnicos. La gente de Independiente es muy exigente. Primero quiere ganar y si se juega bien, mejor todavía. Esto lo supe interpretar en mi primera etapa. Ahora mi paso fue muy malo. No estuve acorde a las circunstancias. Hice muchos cambios que no tendría que haber hecho.

¿Qué te pasó?

Me equivoqué. No me pongo colorado si lo admito. A los 50 años me pasó y todas las enseñanzas que logré las voy a volcar en este campeonato. Tengo que aprovechar esta camada de juveniles que viene pidiendo paso.

Se viene un Torneo Apertura bravo porque Boca, River, San Lorenzo y Racing tendrán que ser protagonistas. ¿Te inquieta más de la cuenta?

Seguro, todos están buscando buenos refuerzos. Va a ser un gran campeonato. Yo digo un campeonato espectacular porque todos querrán ser protagonistas. Pero tampoco traer grandes jugadores te garantiza el éxito. Le ha pasado a San Lorenzo. A mí ni remotamente me pasa por la cabeza el tema del promedio. En mi etapa anterior estábamos peor que ahora y lo sacamos adelante. Tenemos que trabajar con humildad y con más intensidad para enseñarle a estos jugadores lo que quiero de este Independiente.

Hablando del promedio, ¿cómo viviste el festejo de la gente de Racing?

Racing no puede festejar nada... ¿Qué va a festejar?

Pero festejó.

Es como si nosotros festejáramos porque se le ganó el clásico. Ya estamos acostumbrados.

Piensa así el Tolo. Un Gallego que se mira en el espejo de la autocrítica y al mismo tiempo quiere filmar otra película exitosa.

Comentá la nota