Gallego, sin autocrítica, cargó contra Furchi

"Nos dirigió tres veces; quiero saber cómo lo eligen", dijo.
Independiente no puede terminar de consolidarse, a pesar de estar cerca de la vanguardia. El tropiezo en Sarandí volvió a sumergir al equipo de Américo Gallego en el pantano de la irregularidad; el ciclo de tres triunfos seguidos que lo catapultó a la pelea por el título fue seguido por una serie de cuatro partidos en los que sólo obtuvo un triunfo, el del miércoles pasado frente a Colón (3-2). Pero el entrenador de los Rojos hizo poca autocrítica y decidió cargar las culpas sobre el árbitro Rafael Furchi.

"Esta vez me voy con bronca. Arsenal marcó el gol en una jugada que tengo que ver otra vez, porque creo que hubo una mano en la acción previa. Después, hubo una llegada de Busse que el arquero de ellos sacó y no nos dieron el tiro de esquina; es una vergüenza que no se cobre eso. Cualquier jugada dudosa nos pitan en contra, es alevoso que nunca nos cobren ninguna a favor. Yo quiero saber cómo se eligen los árbitros para cada partido, porque Furchi ya nos dirigió tres veces en este campeonato. Yo no soy de quejarme, pero Burruchaga -el DT de Arsenal- caminaba al lado del juez de línea reclamando todo, y si yo hago lo mismo enseguida me expulsan", criticó el Tolo. Vale recordar que, en estos días, ya había advertido su intención de detenerse en los arbitrajes. "El que no llora no mama; a ver si así nos favorecen", había dicho.

En cuanto al encuentro, señaló que "Independiente no mereció perder. Este partido era para ganarlo, ni siquiera para empatarlo, pero Arsenal llegó dos o tres veces y pudo marcar. Lo que reconozco es que no estuvimos bien en la definición. Por ahí estuvo errático Piatti... Generamos varias situaciones, pero fallamos en la última jugada. No estaba en mis planes perder este partido; incluso, en el entretiempo les dije a los jugadores que el empate no me conformaba, que había que ganarlo, por eso hice los cambios, para dar vuelta el resultado, pero no se dio. Igualmente, a los jugadores no tengo nada que reprocharles".

El técnico de Independiente también habló de las aspiraciones de su equipo para el campeonato, después de esta caída: "El fútbol te da estas sorpresas y por eso no hay que relajarse. Ahora tenemos que rezar que Banfield y Estudiantes empaten, y que Newell´s no gane para que no se alejen mucho, porque si no se hará mucho más difícil pelear el campeonato. Pero yo estoy acostumbrado a esto. Recuerdo que con Independiente llegamos a ganar un título ganando los últimos siete partidos, pero no es algo sencillo, no siempre se puede dar de esa manera. Nos alejamos un poco de los de arriba, pero no tanto".

"Pero éste de Arsenal era el partido para ganar. Les había dicho a los muchachos que no era ni para empatarlo y al final lo terminamos perdiendo. Por eso estoy tan fastidiado", completó el entrenador.

Comentá la nota