Gallardo le mandó un mensaje a Fabbiani: jugar sin hablar.

RIVER: El mayor referente de un plantel que necesita reaccionar le apuntó al nueve: "Hay que parar de hablar".
El empate (0-0) con sabor a derrota ante Nacional de Montevideo todavía retumba en los pasillos del Monumental. La clasificación a la Copa Libertadores sigue dependiendo de River, es cierto, y hasta si gana sus dos partidos --según la combinación de resultados-- quizás ni siquiera necesite marcar demasiados goles para lograrla. Pero el primer tema a resolver es cómo hace River para ganar dos encuentros seguidos en estas horas en las que lo que manda es la irregularidad. El otro asunto, claro, es el de las palabras. Ese juego al que Cristian Fabbiani se presta como nadie, aunque esta vez le salió todo al revés. Por su juego y por la reacción de algunos de sus compañeros.

Fue Marcelo Gallardo, y es lógico, por carácter y por juego, el que tomó la voz cantante para dejar claro el momento y las necesidades de River. "Hay que parar de hablar y jugar más", dijo ayer el Muñeco. No mencionó a Fabbiani ni a las declaraciones de su compañero entre semana que despertaron a Nacional (el Ogro afirmó más de una vez que el equipo uruguayo "no tiene nivel"). No hizo falta. El mensaje, claramente, apuntó al delantero.

Dejó otras frases Gallardo, es cierto. Aunque la más contundente fue ésa. Porque hoy la sensación en River es que se acabó la dialéctica y que el equipo debe demostrar ya para qué está. Siguió el armador: "Hay que ser conscientes de la situación porque todavía hay tiempo en el campeonato y en la Copa. Va a depender de la personalidad de cada uno de nosotros. No hay que meter la cabeza abajo del agua y dejar que te coman. Hay que tener personalidad en estos momentos. No quiero que mis compañeros se caigan a pedazos por algunos momentos malos. Respeto la crítica desde afuera, pero yo tengo que mirar las cosas de manera positiva porque estoy adentro. Más allá del balance y de la autocrítica de cómo se ha jugado, uno, siendo sincero, puede llegar a decir que no pudimos encontrar el nivel de juego que queremos. Que nos está costando. Que se hace difícil porque nos desordenamos bastante. Y que jugamos más rápido de lo que tenemos que jugar".

Así como Gallardo dijo lo suyo, cada uno de los protagonistas de fueron por el mismo lado. El técnico Néstor Gorosito declaró: "A nadie le duele más que a nosotros perder. Pero ahora debemos sobreponernos, y ganar los dos partidos y con una buena diferencia de gol". Oscar Ahumada añadió: "Manejamos mal el partido. Agarramos la lanza y fuimos a lo loco para arriba y eso está mal. Tenemos que ser más ordenados y no prestarle atención a la ansiedad de la gente". Y Gustavo Cabral completó: "Tenemos que salir ya de este momento porque River necesita clasificar y porque dependemos de nosotros. Hay que reaccionar".

"Reaccionar", dijo Cabral. "Jugar más", sentenció Gallardo. Las soluciones para River están a mano. El tema es entenderlo. Ya.

Comentá la nota