Gabriela Michetti (Pro): "Pro no se subsumirá al PJ"

Gabriela Michetti (Pro): "Pro no se subsumirá al PJ"
Gabriela Michetti aguarda las elecciones del domingo con la tranquilidad que le ofrecen las encuestas; todas vaticinan su triunfo en la Capital. Será por eso que la candidata a diputada nacional de Pro se anima a proyectar su futuro y el de su espacio, más allá de la contienda electoral.
"No hay que esperar al 10 de diciembre: el mismo lunes hay que trabajar en una agenda parlamentaria con el resto de la oposición", enfatizó. Y enumeró: eliminación de los superpoderes presupuestarios, reforma del Consejo de la Magistratura y la instrumentación de un ingreso universal destinado a las familias pobres.

-Usted habla de acordar una agenda legislativa. ¿Qué diferencia hay entre la oposición que ejerce Pro y el Acuerdo Cívico y Social (ACyS)?

-Tenemos una concepción de la oposición que debe marcar firmemente las diferencias con el Gobierno, pero siempre desde el lugar de la predisposición a la cooperación. La responsabilidad como funcionarios públicos no es la de obstaculizar o marcar sólo las diferencias, sino aportar a la resolución de problemas.

- ¿El ACyS es más duro?

-Creo que deja de lado la variable de predisposición a resolver problemas. Lo veo en la Legislatura porteña: ha trabado iniciativas nuestras sin mucha sustancia; por ejemplo, la ley de policía. A nosotros no nos interesa obstaculizarle el gobierno a nadie.

-Pro surgió como una fuerza nueva. ¿No se desvirtúa con su alianza con sectores del PJ?

-No hicimos una alianza con el peronismo para quedar subsumidos dentro del PJ y que Mauricio termine siendo el candidato a presidente del peronismo. Pro es una alternativa que se concibió para transformar la política y el rol del Estado, y se construye sobre la base de no diferenciar a los políticos según su origen partidario.

-Esa renovación que usted dice que representa Pro la llevará a compartir la banca con dirigentes peronistas como Felipe Solá, Raúl Rivara o Alfredo Atanasof...

-En la bancada convivirá gente que viene de la experiencia con otros de la renovación. Todos tienen algo para aportar. Esto necesita de una conducción, que es lo que estamos tratando de construir Mauricio (Macri), Francisco (De Narváez) y yo, junto a nuestros equipos. Nuestra vocación es sumar dirigentes que puedan aportar algo; los que no nos parecían representativos de esos valores se quedaron afuera.

-¿No teme que el peronismo termine reagrupándose con miras a 2011 y Pro quede afuera?

-No tengo ningún temor de eso. Hay una historia compartida entre Mauricio y Francisco desde 2007 y hay definitivamente un proyecto conjunto.

-Es decir que De Narváez apoyaría a Macri si se postula a presidente y éste a De Narváez a gobernador de Buenos Aires.

-Sí, claro.

-¿Cree que Macri está listo para competir por la presidencia?

-Mauricio ha dicho muchas veces que tiene la vocación de construir ese escenario, pero aclara que eso requiere de un tránsito con buenos resultados en la Capital.

-¿Qué pasará si gana Néstor Kirchner en Buenos Aires?

-Para mí, el dato fundamental es que, gane o pierda, el oficialismo ya no tendrá hegemonía en el Congreso. Habrá un mayor equilibrio. Después de tanto maltrato y confrontación que sufrió la gente, creo realmente que se viene un momento histórico.

-¿Qué opina sobre el ascenso de Pino Solanas en las encuestas?

-Es un voto a un discurso reivindicador de los recursos naturales, lo cual genera una empatía. Pero queda ahí. Es muy cómoda la situación de Pino, porque no ha tenido ni tiene una gestión a cargo, y no lo veo con la vocación de gobernar.

Balance de campaña

* Diferencia cómoda

Desde que lanzó su candidatura, estuvo arriba en las encuestas y se mantuvo con una actividad muy cuidada desde el marketing.

* Frentes abiertos

Sobre el final, el macrismo se enredó con las diferencias públicas de Macri y Michetti con De Narváez acerca del papel del Estado en la economía. Le costó instalar la idea de la "campaña de propuestas".

Comentá la nota