Futuro en juego.

BANFIELD - INDEPENDIENTE: En la última curva del torneo, el Rojo busca arrimar a la Copa, engrosar el promedio... Arranca vs. Banfield.
Independiente comienza esta tarde-noche en Banfield la cuenta regresiva. Después del traspié con River, Gallego había asumido que se conformaba con diez de las 12 unidades que quedaban en juego; el plantel en cambio pedía la docena. Y el primer escollo (3-1 a Central) se superó satisfactoriamente. La idea es mantenerse a raya porque esta tríada de partidos es fundamental de cara al futuro del club: promedio, copas, rachas y, sobre todo, el ánimo del grupo. Así que, el Rojo se juega mucho.

"Nos fijamos en la Libertadores, el promedio... Nos debemos terminar bien, sumar todo lo que queda. Con 26 puntos sería una campaña más digna. Igual, nuestro torneo ya es malo", admite Fabián Assmann. Y en la misma tónica Lucas Pusineri amplía: "Queremos ganarle a Banfield para terminar mejor y subir en la tabla. No es lo mismo ser 4° que 10°. Además, en un futuro esto se verá reflejado en la clasificación a una Copa".

¿Cómo está hoy Independiente? En los promedios, pierde la campaña de 57 unidades de la temporada 06/07 y, si ya terminara el Clausura, estaría de la mitad de la tabla para abajo. En relación a las copas, el ingreso para la Libertadores sale de este Clausura y el próximo Apertura, y con estos 20 puntitos de base... Pero la meta está cerca: Colón es el último virtual clasificado, con 28. De la Sudamericana, con la magra cosecha de 38 porotos en la 08/09, hace rato que quedó afuera...

Además, de vencer a Banfield lograría sumar sus primeras dos victorias al hilo en el certamen y ganar de visitante, algo que no conoció en este campeonato (de sus 20 puntos, 19 se consiguieron en el Ducó) y que hace más de un año que no se le da....

Sí, hay demasiado en juego. Más que 9 puntos.

Con diez se queda chocho

"Creo en este Independiente. Dios quiera que de los 12 puntos en juego hagamos diez, con eso me conformo...", reconoció Gallego luego de perder con River. Ya tiene tres adentro...

Comentá la nota