El "futurismo" deja al 28 en segundo plano

Los principales referentes están con la mira en el 2011, de manera explícita o implícita. No debiera sorprender tanto la tibieza del electorado.
La semana transcurrió entre pronunciamientos inesperados y mediciones de tendencias preelectorales que con diferencias de más o menos puntos entre los dos partidos líderes, sí coinciden sobre el aspecto que preocupa a todos por igual: la tibia adhesión a la próxima convocatoria de la democracia para renovar representantes en el Congreso de la Nación.

Hasta la puerta abierta por Alberto Weretilneck, intendente de Cipolletti, hacia futuras asociaciones con la Concertación hoy en el Gobierno, redefine el panorama de opciones con vistas al 2011. El apoyo del cipoleño a la lista oficial encabezada por Hugo Castañón fue un preámbulo de lo que después admitió: su interés por la carrera electoral y la aspiración por llegar al Ejecutivo. "No soy un chico caprichoso" se atajó Weretilneck y fue justo a la hora de las críticas a la gestión de Miguel Saiz. El gobernador se tomó su tiempo, reiteró que su mandato llegará hasta diciembre de 2011 y despejó dudas sin sutileza: el lugar central en la Concertación siempre será de la Unión Cívica Radical, dijo.

En tanto, entre interpretaciones sobre la decisión "concertadora" del cipoleño, el Partido Justicialista continúa su marcha de campaña. El senador Miguel Pichetto, figura clave de la gestión kirchnerista, pone pie en cada localidad rionegrina que visitan los candidatos como garantía de continuidad del modelo que inauguró Néstor Kirchner y continuó Cristina Fernández. Oscar Albrieu y su compañera de fórmula Maru Martini suman kilómetros récord para una campaña tan breve. Y en su propio jingle suena la voz del presidente del partido, el intendente de Roca, Carlos Soria: "Río Negro necesita acción". Adecuó la frase y la consigna que en la ciudad de las manzanas tanto voto le reportó, y a la vez proyecta un atisbo, un adelanto de campaña 2011...

Hasta el ARI - Coalición Cívica, cuando contó con la presencia de su líder nacional Lilita Carrió, coqueteó con "la otra dirigencia rionegrina" refiriéndose a radicales "no K". Todo con miras a las elecciones generales de la provincia en dos años y medio.

¿Y dónde ha quedado el significado de las elecciones del 28 de junio? En medio de este panorama donde al parecer casi todos los referentes políticos están abocados al "futurismo" no debiera sorprender tanto la tibieza de respuesta de la ciudadanía ante la convocatoria del domingo que viene.

Comentá la nota