Un futbolista bahiense murió esperando drogas oncológicas que el Estado nunca envió

Mauricio Balbuena (37) sufría un cáncer cerebral y los medicamentos frenaban el avance de la enfermedad. Hace más de 10 días que los familiares realizaban los reclamos al Ministerio de Salud de la Provincia. Nunca recibieron una sola respuesta. El deportista murió ayer en el Hospital Penna.
Mauricio Balbuena (37), futbolista local, murió ayer en el Hospital Penna esperando drogas oncológicas que el Estado Provincial nunca envió para el correspondiente tratamiento.

La denuncia pública la realizó ayer Fabiana Balbuena, hermana de Mauricio quien aseguró que "hace más de 10 días que hicimos los trámites a La Plata y no tuvimos ninguna respuesta del Ministerio de Salud", aseguró la mujer al noticiero de Canal 7.

El "Pepo" Balbuena, sufría hace meses un cáncer cerebral y las drogas frenaban el daño producido por la enfermedad. "Era un caso de suma urgencia, si no se aplicaban los medicamentos los tumores se reproducían y provocaban una inflamación cerebral", contó Fabiana quien en los últimos días había recurrido a la Justicia para acelerar la entrega de las drogas.

Balbuena jugó en varios clubes de la Liga del Sur y fue un destacado futbolista. Desde el Hospital Penna y Región Sanitaria I no se brindó ninguna explicación sobre la fatal demora de los medicamentos.

Comentá la nota