¿Fútbol para todos?

¿Fútbol para todos?
El nuevo sistema de televisación genera dudas en muchas localidades del país, donde los canales de aire de Buenos Aires sólo se ven. por señales de cable.
"El deporte más importante de los argentinos, para todos los argentinos, gratis".

Todos. Gratis.

Dos palabras inclusivas, convocantes, mencionadas el jueves por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner: todos y gratis. ¿Quién podría negarse a semejante invitación? El acuerdo entre la AFA y el gobierno nacional para la constitución de una sociedad que se encargará de manejar la televisación del fútbol fue promocionado como una nueva marca redistributiva. ¿Pero es realmente así? ¿El fútbol será gratis y para todos?

No es tan fácil. Un relevamiento de Olé así lo confirma: desde Ushuaia a La Quiaca, el fútbol no podrá llegar a todos los hogares (ni gratis), hogares en los que hoy no se pueden ver todos los canales que sí se sintonizan en Buenos Aires. Canal 9 y América, que ya integran la grilla de transmisión del Apertura, no llegan por aire a casi ninguna provincia; El Trece y Telefé, que -dicen- podrían ser incluidos, dependen en gran parte de repetidoras locales. El problema se agrava claramente en los pueblos alejados de los centros urbanos.

El 7 cuenta con repetidoras en casi todo el país. ¿Casi? Casi. En Chubut sólo se puede ver por cable; en Corrientes, sólo se recibe la señal en ciertos lugares. En Jujuy y en Rosario (ciudad futbolera por excelencia) "se ve mal, con hormiguitas", explican los residentes.

En otras provincias los inconvenientes son mayores: el 7 no se ve como canal, sino que la señal local baja algunos programas. Ejemplo: Misiones. Canal 12 ya anunció que dará el fútbol de la primera fecha. ¿Los diez partidos? No: uno fue ayer, uno irá hoy y otro mañana. La explicación: las empresas locales consideran que no son rentables todos los partidos.

¿Qué pasa con los canales privados? ¿Podría Néstor Kirchner ver a su Racing querido gratis desde Santa Cruz si no lo transmitiera el 7? Hoy no: Telefé, El Trece, América y el 9 sólo están en el cable. "Las televisoras privadas de todo el país podrán bajar los partidos por los parámetros satelitales del Sistema Nacional de Medios Públicos", advirtió ayer el titular del Comfer, Gabriel Mariotto. Dependerá, entonces, de cada emisora privada de cada localidad del país.

¿Cuántas provincias cumplen con los requisitos del "gratis y para todos"? Una. En Buenos Aires se pueden sintonizar los cinco canales de aire, salvo en sitios donde las interferencias de antenas satelitales, de radio y cables de alta tensión ensucian la señal.

El Trece y Telefé tienen repetidoras en varias capitales (Santa Fe, Córdoba, Ushuaia, Resistencia, Corrientes, entre otras). ¿Canal 9 y América? Hoy no tienen aire en el Interior.

El sistema de televisión por aire está en desuso. La variada oferta y la calidad de imagen que permitieron la televisión por cable y la satelital hicieron que se las adoptara en la mayoría de las grandes ciudades, y en otras alejadas en las que la antena satelital aparece como mejor (o único) recurso. "En estos momentos la señal no llega a todos lados", admitió hace unos días Pablo Tiburzi a través del propio canal estatal.

Por eso, fuera de Buenos Aires, para ver la mayoría de los partidos hoy, como hasta ayer, hay que tener cable: los de América y el 9 y, en muchas provincias, los que vayan a pasar el Trece y Telefé. Y todos los del fútbol de Ascenso. E incluso los del 7. "Sin cable, acá no ves nada", ironizan desde Jujuy. O desde Tucumán. O desde el Chaco. Sólo algunos de los lugares en los que no creen que el fútbol ahora sea gratis. Ni para todos.

Comentá la nota