Fusilamiento mediático

Por Diego Schurman.

Electroingeniería ahora va por Radio Continental. Los K radicalizan la pelea contra Clarín. Cristina prefiere otro Papa. María Julia intimada por no pagar ABL.

El inquieto asistente de cámara levanta la pizarra y se la muestra a Hugo Chávez. "Dúplex", dice en marcador negro sobre un fondo blanco. El presidente venezolano sonríe y hace mohínes. Su rostro ocupa gran parte de la pantalla. Está en vivo. Saluda a los trabajadores de una fábrica de tractores capacitados en la Argentina. El gesto es retribuido por obreros disciplinados que se prestan al juego mediático.

Chávez le agradece a Cristina, a secas, cómo llama a la Presidenta. Y también a Débora y a Jorge, como si los ministros Giorgi y Taiana fueran parte de la familia.

No es una emisión de Aló Presidente sino un acto en el que se rubrican acuerdos de integración y cooperación. El llamado Salón de los Gobernadores, en el centro de Caracas, está repleto de funcionarios y empresarios.

Cuando el anfitrión calla, los plasmas comienzan a regalar una síntesis de las obras chavistas como si se tratara de aquellos cortos de "Sucesos argentinos". Por supuesto que no fue esa propaganda la que despertó en Cristina la figura del "fusilamiento mediático". El concepto lo adoptó a su regreso a Buenos Aires para condenar las críticas a su gestión.

La pelea del kirchnerismo con la prensa está generando situaciones inauditas. El duro cruce que Agustín Rossi y Ernesto Tenembaum protagonizaron en Radio Mitre es una de ellas.

El diputado, acaso el más sensato de los abanderados del oficialismo, creyó divisar conjuras y conspiraciones del grupo Clarín cuando se vio imposibilitado de responder al aire preguntas de sentido común.

–Mire, con absoluta franqueza le digo, me parece que usted está molesto por lo que pasó con el fútbol. Y usted está defendiendo los intereses de una empresa que perdió un negocio fenomenal como es el negocio del fútbol –le achacó Rossi al aire. ¿Cuál fue la supuesta afrenta del periodista? Descreer de las cifras del INDEC, remarcar lo insatisfactorio del aumento de las jubilaciones y plantear que la eliminación de la pobreza sigue siendo una asignatura pendiente. En fin, lo que piensa la mayoría de los mortales de este país sin que por ello la abrigue un "ánimo destituyente".

PROYECTO CONTINENTAL. La mención del "fusilamiento mediático" se hizo durante el anuncio de un plan social. Y no fue casualidad: Cristina se exasperó con los medios que tomaron la frase papal de la "pobreza escandalosa" como una novedad pese a haber sido pronunciada en mayo.

La Presidenta también vislumbró allí una maniobra interesada de la Iglesia argentina aunque no por eso ofreció un salvoconducto a Benedicto XVI, cuya misión cuestionó indirectamente en privado al resaltar a sumos pontífices con otra impronta, como Pablo VI. Se

trata del autor de la encíclica Populorum progressio, difundida en 1967, que afirma que sólo con el desarrollo de los pueblos se puede alcanzar la paz.

Las peleas radicalizadas, como las que se dan en el plano mediático, en especial con el Grupo Clarín, revelan que la instancia de diálogo no tenía otro objetivo que devolverle oxígeno a un Gobierno que había sido derrotado en las urnas.

En ese contexto, la desmonopolización de la transmisión de fútbol por tevé –un hecho plausible, por cierto– corre el riesgo de transformarse en un mero acto de venganza.

La ruptura del contrato entre la AFA y TyC es apenas un escalón hacia un objetivo mayor. Sí, el omnipresente Néstor Kirchner va por más. ¿El próximo paso será noquear la vieja Ley de Radiodifusión? Es probable.

De todos modos, la obsesión del ex presidente con Clarín no le impide jugar simultáneas. ¿Un ejemplo? Electroingeniería ya está trabajando para desembarcar en Radio Continental.

El proceso de ajuste que atraviesa esa emisora del grupo Prisa –y que podría vincularse al interés de compra que muestra la empresa kirchnerista– está haciendo estratos en la estabilidad del personal y precipitaría la salida de Víctor Hugo Morales.

Las malas lenguas dicen que Radio 10 tentaría al relator uruguayo para su programación vespertina. Evidentemente, los medios representan para el matrimonio Kirchner una herramienta clave de su poder. Dicho de otro modo: el esquema venezolano les sienta bien.

Pero la admiración por Chávez no trasunta a todos los órdenes. ¿Un ejemplo? Cristina participará el martes del acto por el 15ª aniversario del atentado a la AMIA. Estará junto al presidente del Congreso Judío Latinoamericano, Jack Pertins, un dirigente de importante peso político en la región. En cambio, la comunidad judía mantiene una pésima relación con el presidente bolivariano y miles de sus integrantes emigraron en los últimos años a Miami.

UNA DEUDA NADA PETIT. A propósito de migraciones: alguien que en la intimidad manifiesta su deseo de radicarse fuera del país es María Julia Alsogaray.

La ingeniera está penando por el remate de su exquisito petit hotel de la calle Junín 1435, pero aunque adopte el papel de víctima día a día suma nuevos problemas con la Justicia.

Por estas horas el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires la denunció por no haber pagado ni una sola de las boletas de Alumbrado, Barrido y Limpieza del período 2008.

La deuda acumulada es de 49.100, 3 pesos, más el 30 por ciento de intereses y costas de ejecución. El juzgado

contencioso administrativo número 13 de la ciudad, a cargo de Guillermo Scheibler, envió el 26 de junio el primer proveído para que la ex funcionaria menemista se ponga al día con sus cuentas.

La causa está caratulada como "GCBA contra María Julia Alsogaray y sobre Ej. Fiscal – ABL" y lleva el número de expediente 952546/0. Si la ex funcionaria menemista se negara a pagar la deuda podría afrontar nuevos problemas, como el embargo de sus cuentas o bienes.

Ocuparía nuevamente así la primera plana de los diarios. ¿Se le ocurrirá hablar de fusilamiento mediático?

Comentá la nota