La furia de la tormenta dejó un muerto y muchos daños

En Iguazú se registró una víctima fatal y en Eldorado, la granizada destrozó los techos de las viviendas de más de 350 familias. Varias plantaciones se perdieron
No es el Paraná. En el barrio Aeroclub, decenas de casas se vieron rodeadas por el agua que tardó en escurrirse por falta de desagües y las malezas. [Foto:Marcos Otaño]

click en la imagen para ampliar

En el Norte. Los barrios más afectados en Eldorado fueron Roulet y Los Pinares, con más de 100 familias afectadas. [Foto:Mieguel Mendieta]

Posadas, San Pedro y Eldorado. La tormenta de ayer dejó como saldo un muerto en Puerto Iguazú y un gran número de familias sin techo a lo largo de toda la provincia, mientras que las pérdidas en las cosechas fueron considerables. Durante toda la jornada se vivió horas de angustia entre los damnificados.

En Puerto Iguazú, la tormenta provocó la caída de un cable del tendido eléctrico contra una cerca de alambre y un joven de 16 años falleció cuando quiso atravesarla. Sucedió ayer a las 15 en el barrio Plan Techo, de las afueras de la ciudad. Todo habría ocurrido cuando Sandro Ledesma, que sería vendedor de orquídeas, quiso pasar el alambrado perimetral de una propiedad que estaba tocando un cable con corriente eléctrica y recibió la descarga fatal.

En tanto que en Eldorado, más de 350 casas de unos 20 barrios de la ciudad resultaron con graves daños en sus techos, mientras que otras 90 fueron afectadas por la tormenta en la zona de Pozo Azul, localidad situada entre la Capital del Trabajo, San Pedro y Bernardo de Irigoyen.

En la zona del Alto Uruguay, varias familias de tabacaleros sufrieron los embates de las tormentas del pasado fin de semana y ayer, al punto que muchas de ellas ya habrían decidido resembrar los plantines, por lo que las pérdidas económicas eran hasta anoche invaluables.

Afectados en Eldorado

Los barrios más afectados fueron Los Pinares y Roulet, “40 familias de esas zonas sufrieron consecuencias de la tormenta, muchas de ellas están siendo asistidas en el salón de Acción Social”, señaló Jorge López, secretario del área Social. Las pérdidas materiales fueron chapas de cartón, colchones y algunos electrodomésticos.

Más de 20 barrios fueron afectados por la tormenta, tanto de la zona Oeste como el Este. “Desde las 4 estuvimos trabajando para socorrer a los vecinos”, relató Héctor Rolón, presidente del barrio Roulet.

Fueron precisamente los afectados de Roulet los que por la tarde durante tres horas cortaron la ruta en reclamo de asistencia. Levantaron la protesta cuando les confirmaron que recibirían ayuda.

Con la colaboración el Escuadrón X de Gendarmería Nacional, Policía Provincial y el área de Acción Social ayer empezaron a socorrer con chapas, colchones y ropas a los damnificados.

Desde la empresa Emsa se informó que todas las localidades de la provincia sintieron el impacto del fuerte meteoro que azotó al territorio, con vientos huracanados y descargas eléctricas que causaron destrozos de mediana gravedad en casas, galpones y edificios y afectaron el tendido eléctrico en varias localidades, especialmente en San Vicente, San Pedro, El Soberbio y Garupá.

Precisamente, en Colonia San Juan, entre San Pedro y San Vicente, un Centro de Atención Primaria de la Salud estaba sin energía desde el martes, poniendo en peligro decenas de dosis de vacunas para distintas enfermedades por la interrupción de la cadena de frío.

Sin luz y corriendo de las casas

El casco urbano de San Pedro y sus zonas de influencias, estuvieron sin energía eléctrica desde el amanecer de ayer.

Se informó que San Pedro depende de dos líneas provenientes de Eldorado y San Vicente. La tormenta ocasionó la caída de diez postes de la primera toma y otros cinco de la segunda, por lo que los operarios de Emsa recién hoy estarían restableciendo el servicio.

En Pozo Azul, en la colonia Mondorí, a unos 50 kilómetros de San Pedro, se contabilizaron unas 70 casas con agujeros provocados por la caída de granizo. Muchas de esas familias decidieron abandonar sus viviendas por temor a otro fenómeno similar, que también afectó a varias casas de Cruce Caballero, Alegría y San Lorenzo.

Pero quizás lo más preocupante, fue lo sucedido con las familias que trabajan con la plantación del tabaco. En la zona de San Pedro y San Vicente, varios fueron los productores que sufrieron la pérdida de sus cosechas y hasta sus huertas fueron dañadas por el granizo.

En Aristóbulo del Valle el puerto permanece cerrado desde el lunes por la crecida que registra el río Uruguay, por este motivo desapareció el salto del Moconá.

Según los últimos registros, la tendencia es que el río seguirá subiendo.

Búsqueda desesperada en Alem

El desborde del arroyo Tacuara dificultó aún más la búsqueda de un muchacho de 13 años que el lunes fue arrastrado por la corriente cuando quería nadar en un cauce que por las lluvias de días atrás estaba crecido.

La Unidad Regional VI de Alem dispuso que 20 efectivos trabajaran por toda la costa y sus alrededores, aunque las aguas llegaron ayer a desbordar hasta 50 metros del cauce.

La búsqueda ayer se extendió desde la mañana hasta las 17 sin resultados positivos.

El lunes, Belida Martínez, de Picada Sueca, dijo que su hijo Ángel Da Silva, salió de la casa para ir a pescar al arroyo Tacuara con sus primos Damián Rodríguez (18) y Adrián (10). Los chicos, después de pescar unos bagres, se lanzaron al agua como estaba muy crecido el arroyo el agua arrastró a Ángel.

En Posadas, bronca y sin clases

POSADAS. En la capital provincial el nuevo fenómeno climático dejó casas inundadas, escuelas con pérdidas en sus edificios y mucha bronca de los afectados que volvieron a hacer piquetes pidiendo soluciones y asistencia.

La fuerte lluvia ocasionó nuevos desbordes de arroyos y desagües pluviales, afectando especialmente a los barrios de la chacra 101, Aeroclub, El Acuerdo, Prosol y las chacras lindantes a las avenidas Blas Parera y Monseñor De Andrea.

Además, los edificios de las escuelas Nº 43 y Nº 3, no soportaron el clima adverso. Goteras entre el sistema eléctrico, desbordes en los desagües y demás deficiencias en sus construcciones, fueron los problemas en esas instituciones.

En el caso de la Escuela Nº 3, sus directivos decidieron suspender las clases de hoy.

En Chacabuco casi Zapiola, los habitantes de la chacra 101 cortaron la avenida con quema de gomas. La bronca es por la falta de desagües y la poca previsión para evitar que el barrio sea el zanjón de otros barrios.

Otros piquetes se concretaron en Blas Parera y Monseñor De Andrea y San Martín casi Andresito.

La asistencia

La Municipalidad de Posadas a través de sus diferentes áreas, se presentó en distintos barrios de la ciudad, intentando dar soluciones a todos los afectados.

Según se informó, se llevaron a cabo tareas de desobstrucción y limpieza de alcantarillas, cunetas y tubos para darle curso a los cauces de agua en los barrios Itaembé Miní, Prosol I, Mini City, Las Tacuaritas, San Jorge, Sur Argentino, San Onofre, Los Paraísos, San Marcos, Belén, San Lorenzo, Las Dolores, El Porvenir y Villa Cabello.

Esas tareas también se ejecutaron en el microcentro, las cuatro avenidas, la costanera, la colectora frente al Mercado Central y otras avenidas con el objetivo de atenuar las consecuencias producidas por las precipitaciones.

Marcelo Surracco, director general de Obras Públicas manifestó que en el transcurso de la mañana se solucionó en gran parte los problemas. Las tareas consistieron en el traslado de evacuados y readecuación de los lugares en los que permanecerán hasta que puedan retornar a sus hogares.

Desde la Dirección de Obras Viales, el director Hugo Barrios pidió precaución al transitar por la calle Tambor de Tacuarí casi Jauretche.

“La calzada se está desmoronando y en primer lugar se señalizará para evitar incidentes y cuando el tiempo lo permita se procederá a reparar la zona", indicó el funcionario.

Se detalló que quienes debieron desalojar sus hogares fueron trasladados a los refugios municipales del barrio A. 3-2 y de Itaembé Miní. Según se indicó, los evacuados no presentaron patologías ni síntomas preocupantes.

La depresión climática empezó a alejarse

POSADAS. Una depresión, ubicada hasta el martes en el Río de la Plata, comenzó ayer a alejarse en el Atlántico. Este elemento fue el disparador del diluvio que inundó Misiones en los últimos días.

Las lluvias intensas de ayer en la zona Sur, que totalizaron 112 mm. en Posadas y 85 mm. en Oberá, no tuvieron así el correlato esperado en la zona Norte, ya que el frente lluvioso fue perdiendo energía a medida que avanzaba por la provincia.

Un centro de alta presión reemplazó a la depresión, desplazándose lentamente hacia el Norte y empujó al frente lluvioso más allá de la frontera Norte misionera donde se ubicará hoy.

De cualquier manera, los demás elementos que conformaron el fenómeno siguen presentes en la región manteniendo la atmósfera inestable, especialmente en la zona Norte que puede presentar precipitaciones débiles, cortas, y muy aisladas durante el día de hoy y de mañana. La zona Sur y gran parte de la zona Centro quedarán bajo la influencia del centro de alta presión que hará llegar una masa de aire fresco y seco con moderadas brisas del Sur. En consecuencia, una rápida mejora abarcará la mitad Sur de Misiones a partir de hoy con cielos progresivamente soleados y una sensible disminución de la humedad. También bajarán las temperaturas y tendremos madrugadas frescas que alcanzarán una mínima de 14º para el sábado. Pero el sol ya es de verano, y mantendrá altas las marcas máximas que incluso irán en aumento para alcanzar 30º el domingo. La zona Norte, por el contrario, incrementará la inestabilidad para el fin de semana y habrá pocos cambios en las temperaturas.

Para el día sábado, el centro de baja presión en el Noroeste argentino, comenzará a desplazarse hacia el frente lluvioso obligándolo a ondular una vez más hacia el Sur. Con vientos de altura favorables, esto significará una nueva oportunidad para lluvias intensas en la zona Norte misionera para el día sábado y en disminución el día domingo. Se espera un total de lluvias de 20 a 35 mm. No se prevén tormentas fuertes.

Comentá la nota