Día de furia en Pinamar por un polémico decreto de De Vito

Cuando todavía retumban las quejas por la ‘contratación’ de funcionarios de otros distritos para sumarse a la administración municipal y se aguarda, además, una discusión que podría terminar con un nuevo incremento de las tasas municipales para los pinamarenses –sería el segundo del año- esa ciudad balnearia vivió hoy otro día agitado, por la polémica decisión del Concejal De Vito, a cargo del Ejecutivo, quien barrió por decreto casi 100 empleados de planta, a quienes había dejado al límite de la permanencia laboral.
Se trata de 98 trabajadores que permanecían en relación de dependencia, trabajando en distintas áreas del Municipio, a quienes ‘degradó’ en el nivel de contratación, eliminándoles la Planta permanente de la que gozaban, a la categoría de ‘contratados’.

La decisión, adoptada por decreto esta mañana, provocó una virtual paralización de las tareas en áreas claves, y la intervención del sindicato de trabajadores; presión que finalmente hizo caer esa decisión, restintiyéndoles la condición de planta al personal involucrado en el decreto.

Representantes de los trabajadores, le explicaron esta tarde a INFOCIELO, que la decisión provocó “un enorme malestar” entre los involucrados, pero también en el resto de la administración municipal”, que se solidarizó con los alcanzados por el decreto que los mantenía en condición de contratados hasta febrero próximo.

“El empleado de Pinamar dijo basta”, ilustró la situación el representante de los trabajadores, quién relató a este portal la forma en que se solucionó la discusión: “Hubo una movilización al frente del municipio, con corte de calle, mientras los delegados municipales ‘negociaban’ con las autoridades la marcha atrás a la medida, que finalmente se concretó por la tarde”.

Sintomático, el decreto que volvió atrás con el anterior –y destrabó el conflicto-, lo firmó la Secretaria de Salud, Silvia Daveggio, una de las funcionarias que recalaron en la administración de De Vito, proveniente de otro distrito bonaerense.

Comentá la nota