Un Día De Furia

“Que, ¿me tenés miedo? ¿Pensás que te voy pegar?”. De esta forma la secretaria de Salud Graciela Di Perna –delante de todos los empleados-, persiguió al sindicalista de ATE, Guillermo Quiroga, hasta su despacho, al que suspenderían por 15 días.
Los 15 días de suspensión llegarían luego del viernes de furia que vivió cuando una familia se encadenó a metros de su despacho.-

Todo se desató cuando sobre el mediodía del viernes un jefe de familia que había concursado para un cargo en el Hospital de Trelew fue a buscar respuesta de porqué otras personas estaban ingresando al sistema público de salud. Tenía la promesa de ser recibido por las autoridades, pero ello no sucedió y el hombre tomó la determinación de encadenarse en el hall de acceso. Su mujer embarazada y dos hijos lo acompañaban.

A partir de este hecho intervino Quiroga, quien se desempeña en el Departamento de Presupuestos y Costos de la Secretaría de Salud y es secretario de Acción Política de ATE y tiene su oficina a metros de donde se sucedieron los hechos y cercano al de la secretaria de Salud. El sindicalista le contó a Rawsonline la versión de lo sucedido.-

ANDÁ A TRABAJAR

“En el hall de acceso a la Secretaría de Salud había unos siete policías. Veo que reducen a un hombre que minutos antes se había encadenado ante la falta de respuestas de las autoridades. Le cortan la cadena y lo empujan contra la pared. La esposa del hombre comienza a llorar. Trato de consolar a la señora y en ese momentos salen de la Privada una de las secretarias de la Dra. Di Perna que me insulta. Lo mismo hace el subsecretario (Héctor) Quiroga que me dice “andá a trabajar vos”.

-¿Cuándo interviene la secretaria de Salud?

“Enseguida escucho que la Dra. Di Perna grita que “me venga a ver Quiroga”. En ese momento la Policía se lleva detenido al hombre de la protesta. La Dra. Di Perna insiste para que vaya a su despacho, a lo que yo pregunto si es por cuestiones gremiales o de trabajo. Ella sale de su oficina y me persigue hasta mi oficina diciéndome si yo le tenía miedo o si pensaba que me iba a pegar”.

¿Cuánto duró este incidente?

“Habrán sido veinte minutos en total. Veinte minutos de furia. Como me negué a concurrir a su despacho me envió una nota por la Jefa de Personal solicitando que me presente en su despacho. Volví a preguntar porqué razón y como no me presenté ahora me acabo de enterar que ya tienen lista una resolución con una suspensión por 15 días”.

¿Todo esto pasó porque Usted se acercó a ver lo que estaba pasando en el hall de acceso?

¡Pero cómo voy a desentenderme de una situación así!. Le repito siete policías. Un hombre encadenado en una institución pública y ningún funcionario sale a dar la cara o al menos brindarle una explicación. Esta es una muestra más de cómo se maneja este Gobierno.

Una versión insistente sostiene, además, que al hombre que protestaba uno de los policías le dijo "esto es para que aprendas a no meterte con el Gobierno", mientras le pegaba en las costillas.

Hay una denuncia pública sobre el tema, pero no pasará nada. Como siempre.

Comentá la nota