Un día de furia: Cansado de ruidos molestos destruyó a mazazos oficina de Inspección Municipal

Un hombre destrozó este jueves a mazazos instalaciones de la Dirección Municipal de Inspección General de Mar del Plata, cansado de no obtener respuestas a sus reiterados reclamos por ruidos molestos provenientes de un taller que funciona junto a su domicilio.
El episodio, que no registró personas lesionadas, ocurrió pasado el mediodía en las dependencias situadas en el primer piso de la calle Belgrano entre Jujuy y España, del centro marplatense, donde se ubica Inspección General y, dentro de esa dependencia, el área de Ruidos Molestos.

Según relataron empleados del lugar, a media mañana un vecino marplatense, identificado como Pablo Tomietto, de 39 años, llamó a esa dependencia y anunció que ante la falta de respuesta a su reclamo contra un taller que generaba ruidos molestos junto a su casa, iba a ir a destrozar la sede de Inspección General con una maza.

Poco después del mediodía, el hombre se presentó en el lugar con una maza de grandes dimensiones y, tras advertir a empleados y contribuyentes que se retiraran, comenzó a romper vidrios y paneles que separan distintas áreas que funcionan en esa sede municipal.

Empleados que se hallaban en el lugar reclamaron la presencia policial, que detuvo al hombre y lo trasladó a la seccional Primera.

El hombre, domiciliado en la zona de Florencio Sánchez y Gaboto, en el barrio Peralta Ramos Oeste, fue imputado de "Daño" y a la tarde ya había recuperado su libertad, sin perjuicio de la prosecución de la causa, informaron fuentes policiales.

Las fuentes indicaron que el hombre manifestó que desde hace 7 años viene formulando denuncias por ruidos molestos por un taller no habilitado que funciona junto a su vivienda.

Según dijo, los ruidos colmaron su paciencia cuando empezaron a entorpecer el estudio de sus hijas adolescentes, ante lo cual este jueves tomó la violenta determinación.

A raíz del episodio, delegados municipales solicitaron que se asigne una custodia policial permanente en esa dependencia donde suelen recibirse las quejas de vecinos infraccionados por distintos motivos, y que se pague un plus por "Tarea riesgosa" a los 15 administrativos que trabajan las oficinas de Inspección General.

.

Comentá la nota