Funes quedó en la cuerda floja y se iría del gobierno

Luego del escándalo con la familia de la desaparecida Lucía Tartaglia se prevé que en las próximas horas el gobernador Jorge pediría la renuncia al secretario del área. El mandatario todavía no convocó a la familia afectada.
El gobernador Oscar Mario Jorge le pediría en las próximas horas la renuncia al secretario de Derechos Humanos, Rubén Funes, y al director del área, Oscar Gatica, según se pudo saber de varias fuentes coincidentes consultadas sobre el tema y vinculadas al gabinete.

Durante la semana, y con mayor fuerza durante el sábado y domingo, corrieron las versiones de que la salida del gobierno de los funcionarios de la Secretaría de DDHH era un hecho. Sólo faltaba determinar el nombre del reemplazante de Funes.

Ayer se intentó consultar telefónicamente a los responsables de la Secretaría. Funes no contestó, mientras que Gatica afirmó no saber nada todavía sobre el tema.

El caso.

Las fuentes gubernamentales consultadas ayer por LA ARENA indicaban que entre hoy y mañana se podría producir el pedido de renuncia a los funcionarios de DDHH luego de que fueran acusados por la familia de la desaparecida Lucía Tartaglia de ocultar trámites del Equipo Argentino de Antropología Forense durante un año para realizar muestras de sangre. Graciela Tartaglia, hermana de la joven, llegó a decir que “nos traicionaron, nos usaron y nosotros les brindamos todo”, en referencia a Funes y Gatica.

El caso se conoció el lunes pasado luego que los familiares se enteraran las gestiones frenadas en la Secretaría de DDHH para que se hicieran la extracción de sangre para enviar las muestras a Buenos Aires que contribuyeran a la búsqueda de la santarroseña víctima de la represión ilegal. Los Tartaglia llegaron a enviar una carta al gobernador Jorge que tuvo que pedir disculpas públicamente y afirmar que iban a reparar el daño. También se comprometió a recibir a los familiares, pero hasta ayer no se habían contactado desde Casa de Gobierno con los Tartaglia. Se espera que con el comienzo de la semana administrativa se produzca el encuentro pendiente.

Contactos.

Entretanto, el escándalo llegó a conocimiento de Presidencia a través de un asesor de Cristina Kirchner y a la Secretaría de DDHH de Nación, uno de cuyos funcionarios se comunicó durante la semana pasada con la familia afectada para conocer la situación.

Por parte de Funes no hubo explicación alguna y se resguardo de aparecer en los medios. Gatica ante la acusación de “traidor” dijo que había sido una equivocación y dejó deslizar motivaciones “políticas” por parte de la familia en la denuncia pública contra el accionar de la Secretaría.

Las fuentes gubernamentales consultadas por LA ARENA indicaron el viernes que era un hecho la salida de Funes del gobierno, pero que el mandatario se tomaría el fin de semana para hacer consultas y dedicar tiempo al caso. Durante esos días, Jorge no sólo tuvo que lidiar con el paro de los gremios estatales, sino también con otros temas urgentes como el Presupuesto 2009, cuyos últimos detalles estaban siendo ultimados.

Comentá la nota