Sin fundamentarlo, ediles se opusieron a un pedido de informes sobre LuSal

En lo que parece haberse transformado en una costumbre, los concejales justicialistas se opusieron a que fuera tratado sobre tablas un pedido de informes sobre el aumento de la tarifa de LuSal, la empresa que tiene a su cargo el servicio de mantenimiento del alumbrado público.
Sin fundamentar su decisión e imponiendo la mayoría, el oficialismo impidió así que el edil del Frente de la Esperanza, Martín Yáñez, pudiera conocer el porcentaje de incremento de la tarifa y las razones que llevaron a aplicar el aumento.

Ya la ordenanza por la cual se delegó al Departamento Ejecutivo Municipal (DEM) la facultad de autorizar la suba de la tarifa del alumbrado público había sido sancionada en forma sorpresiva y sin que los concejales de oposición pudieran conocer su contenido antes de que fuera tratada sobre tablas. Ahora, el justicialismo evitó que la oposición ejerciera su poder de control.

Mediante un comunicado, Yáñez se quejó de que "el municipio aún no informó en estos dos años de concesión (que lleva el servicio), cual es el monto erogado por LuSal para el mantenimiento del alumbrado público. Tampoco informó el detalle de las condiciones en las que se encuentra el parque de luminarias en la ciudad y su vida útil, teniendo en cuenta la puesta a cero en las luminarias de la capital, que realizó la provincia a través de EDESA unos meses antes que se apruebe el contrato de LUSAL".

Pero además, lamentó la falta de información sobre cuáles han sido las inversiones del municipio en concepto de alumbrado público, habida cuenta que luego del traspaso del servicio a manos privadas, no se redujo la incidencia de este servicio en la Tasa General de Inmuebles, con el argumento de que la comuna seguiría invirtiendo en inversiones relacionadas con el alumbrado público.

Comentá la nota