"Lo fundamental es que se animan a jugar"

"Lo fundamental es que se animan a jugar"
El DT de Huracán, Angel Cappa, explicó los motivos de la buena campaña; "tenemos sentido colectivo, pese a ser un equipo en formación", comentó
El fenómeno de Huracán empieza a explicarse en su mentor, Angel Cappa, y en los intérpretes de su idea, entre los que se destacan Javier Pastore, que jugó un partido perfecto ante River, Matías De Federico y Mario Bolatti. Sobre esos cuatro ejes nacen los argumentos más certeros del momento del Globo. Claro que la estructura también se sostiene en los demás pilares, tan eficaces como silenciosos. En definitiva, los cálidos aplausos llegan a oídos de todos.

A Cappa se le pide la fórmula. El no duda: "Ustedes dirán cuál es el secreto de esta campaña. Creo que lo fundamental es que los futbolistas se animan a jugar; hay fe y confianza. En especial, una idea de fútbol, toques y de convertir muchos goles". Se le pide un concepto sobre la lucha por el título, en la que Huracán se ubica a dos puntos de Lanús, y el entrenador de Huracán hace equilibrio. "A Vélez y a Lanús los veo como para campeones. ¿Nosotros? Trataremos de luchar hasta el último partido, siempre manteniéndonos sobre nuestro estilo. Ahora viene Central, otro partido difícil, en un estadio lleno y ante un equipo necesitado".

River quedó en el camino. Más allá del flojo presente del club de Núñez, los méritos de Huracán no tienen discusión. "El equipo tuvo virtudes y pocas fallas. En el segundo tiempo, luego de una primera etapa un tanto floja, según mi criterio, nos manejamos con mejores ideas. Más cuando River se quedó con un hombre menos (por la expulsión de Cristian Villagra). A partir de entonces fuimos amplios dominadores. Nunca perdimos la línea. Siempre estuvimos estructurados. Eso fue fundamental", resumió el DT.

Después, como pocos, Cappa hizo nombres propios. No rehuyó del compromiso. Al contrario. "Me gustó Pastore (Javier); después, Bolatti (Mario) en el medio y los dos chicos de atrás. También hay que destacar la fuerza de Araujo (Carlos), que se acrecienta en cada partido. Pero quiero subrayar lo de Filippetto (Ezequiel) y Cura (Kevin), con solo 18 años, confié en ellos y no me defraudaron".

Pero el técnico dio una y otra vez vueltas sobre un concepto, acaso el más puntual. "Huracán casi siempre juega con otro ritmo en el segundo tiempo y es allí donde se producen los mejores momentos. Tenemos sentido colectivo, pese a ser un equipo todavía en formación". Contundente.

Los jugadores también dejaron su punto de vista. Uno por uno hablaron casi con la misma claridad con la que se mueven por la cancha:

* Javier Pastore : "Jugamos un gran partido. En especial, en el segundo tiempo. Todo nos salió bien. Por algo lo buscamos. En el primer gol vi que el arquero estaba en el medio y me jugué con un remate violento a una punta. Estaba seguro de que no iba a llegar. En el segundo tiempo, por suerte, llegaron más goles y pudimos liquidarlo sin ningún problema".

* Matías De Federico : "En el primer tiempo no tuvimos tanto ritmo, aunque igual fuimos superiores. Todo cambió en el segundo, cuando hicimos nuestro juego: toques y desbordes. Dije en la semana que River no era fácil porque es un grande, de eso nos cuidamos y hablamos. Por eso el equipo no se descuidó y, como lógica consecuencia, llegaron los goles, que pudieron ser muchos más".

* Mario Bolatti : "Jugamos un partido con nuestro juego típico. El equipo casi no tuvo fallas. River nos llegó pocas veces con peligro y tuvimos un segundo tiempo más tranquilo. Jugamos mejor y convertimos. Así logramos un triunfo para seguir cerca de los punteros".

El fenómeno tiene sus explicaciones.

* Toranzo devolvió la confianza con un gol

Patricio Toranzo jugó porque Huracán pagó la cláusula que River, dueño del pase del mediocampista, puso en el contrato: 100.000 pesos. Y, en cierta forma, la inversión valió la pena, ya que Toranzo convirtió el último gol del equipo de Parque Patricios. Además, tuvo una aceptable tarea.

Comentá la nota