Fundaciones truchas: piden prescripción

La ex cestobolista fue la primera imputada en una causa de altísimo impacto político y en la que se investiga el destino de millones de pesos que salieron del MBS hacia un grupo de fundaciones "truchas".
La primera imputada de las fundaciones "truchas", la ex cestobolista Zoraida Parada, pidió la prescripción de la acción penal aduciendo que fue indagada, como sospechosa de cometer un delito, sin que previamente se anulara la declaración testimonial que había prestado en el mismo expediente.

Fuentes allegadas a Parada afirmaron ayer que la nulidad de la testimonial "no aparece en ninguna foja del expediente". ¿Por qué había que nulificar esa declaración? Porque una persona cuando declara como testigo está obligada, bajo juramento, a decir la verdad; mientras que cuando lo hace como imputada, no está obligada a hacerlo.

La ex titular de la Federación Pampeana de Cestobol y ex directora del Centro Polivalente de Artes, en su condición de presidenta de la Comisión de Actividades Juveniles -una de las cinco entidades que está bajo sospecha- fue citada por el juez Carlos Flores como testigo para que explicara porqué firmó decenas de cheques, y de dónde provenían y hacia adónde iban los fondos públicos que ingresaron a la institución. Después, cuando el magistrado avanzó con la investigación, halló indicios para pensar que Parada pudo haber cometido algún delito y la llamó a indagatoria. Por esa misma doble situación pasaron varios dirigentes que, cuando hablaron como testigos, dijeron que no sabían que formaban parte de las comisiones directivas.

A raíz de ello, la imputada solicitó la anulación de la indagatoria y, consecuentemente, la prescripción de la acción penal por entender que -si la indagatoria fuese nula-, desde que se cometió el supuesto delito, transcurrió el máximo de duración de la pena que eventualmente pudiera corresponderle.

El cuestionamiento de Parada a Flores por no anular la primera declaración deberá ser resuelto por la actual jueza del Juzgado de Instrucción 3, Laura Armagno. La testimonial le fue tomada en los últimos meses de 2006 y la indagatoria en junio de 2007. En un primer momento se mantuvo en silencio -amparándose en un derecho constitucional-, aunque tres meses después pidió su ampliación y habló durante tres horas.

Desdoblamiento.

La apertura de la megacausa de las fundaciones "truchas" fue una derivación de la compleja investigación sobre el presunto enriquecimiento ilícito del ex director provincial de Deportes, Sergio David, quien está procesado por no poder justificar un incremento patrimonial de 626.000 pesos a valores históricos. Esa resolución de Flores fue confirmada por el Tribunal de Impugnación Penal y, por consiguiente, el ex funcionario deberá ir a juicio oral y público.

Flores abrió el expediente de las fundaciones, a mediados de 2006, a pedido de la fiscal Alejandra Ongaro. Lo que busca saberse allí es qué pasó con alrededor de 5.000.000 de pesos que, entre 1998 y 2003, salieron desde el Ministerio de Bienestar Social -a cargo de otro procesado, Santiago "Patucho" Alvarez- hacia la Asociación Cooperadora para el Alto Rendimiento, la Comisión de Apoyo al Albergue Provincial, la Comisión de Apoyo para el Fomento de Desarrollo y Actividades Deportivas, la Fundación Patagonia Deportiva y la Fundación Hacer Pampeano.

Las sospechas apuntan a que esas instituciones habrían servido de "pantalla" para triangular y/o desviar dineros públicos. Todas estaban conformadas por dirigentes deportivos y empleados y/o personas allegadas al M.B.S. y a Deportes. Por ejemplo, Alvarez, David y el entonces subsecretario de Salud, Eduardo Filgueira Lima, eran las principales autoridades de Patagonia Deportiva. Ellos declararon como testigos, aunque Flores -que dejó el cargo porque fue ascendido y que trabajó denodadamente y con poco apoyo- venía madurando la idea de indagarlos.

Camino con piedras.

La investigación ha encontrado mil y una trabas. Desde la demora de organismos oficiales en entregar documentación hasta "chicanas" planteadas por varios defensores. Por ejemplo, en el inicio de la causa, Flores fue recusado, pero un tribunal de alzada lo respaldó. Más acá en el tiempo, cuatro dirigentes de Hacer Pampeano, a través del abogado Gastón Gómez, pidieron la nulidad de la causa porque, entre otros motivos, dijeron que cuando fueron indagados no les informaron qué hechos les imputaban. Sin embargo, el T.I.P. confirmó todo lo actuado por el Juzgado 3.

Hacer Pampeana, a la que se relacionó con la ex subsecretaria de Promoción y Asistencia ala Comunidad, Elsa Labegorra, recibió 750.000 pesos (en algunos casos pesos-dólares) durante los cinco años.

Anteriormente había surgido otro planteo de nulidad cuando Flores citó como testigo a Juan Antonio Méndez, pero la Cámara en lo Criminal de General Pico lo rechazó porque esa persona ni siquiera estaba imputada. Méndez está sospechado de ser el "creador" de varias fundaciones o asociaciones que sólo se usaban para tercerizar fondos con origen en Bienestar Social. De hecho, el juez allanó su vivienda particular y halló pruebas importantes.

Méndez llevaba adelante en aquellos años el Registro de Entidades de Bien Público, un organismo que controlaba las fundaciones o asociaciones que no estaban inscriptas en la Dirección de Personas Jurídicas y a las que, por lo tanto, se les exigían menos requisitos para su funcionamiento.

Hasta ahora, la justicia indagó a las cúpulas de Hacer Pampeano, Comisión de Apoyo al Albergue Provincial y Comisión de Apoyo para el Fomento de Desarrollo y Actividades Juveniles y le restaría citar a las de Patagonia Deportiva y a algunos integrantes de la Asociación Cooperadora para el Alto Rendimiento. Armagno también debe resolver si procesa o les dicta la falta de mérito a más de una decena de imputados.

Comentá la nota