Fundación INFANT preparó un informe sobre qué es y cómo prevenir el dengue en nuestro país ante la llegada del calor

Actualmente la ONG está realizando investigaciones sobre el tema en las regiones más afectadas tales como el Noroeste Argentino y la zona de la triple frontera (Ciudad de Puerto Iguazú y su área de influencia).
El dengue es una enfermedad infecciosa causada por un virus, transmitida de persona a persona a través de un mosquito, que es el vector de la enfermedad. En la mayoría de los casos, este es el Aedes aegypti, mosquito de hábitos domiciliarios, por lo que la enfermedad es predominantemente urbana, o el Aedes Albopictus, de distribución más rural.

Tipos de Dengue

El virus tiene cuatro variedades (serotipos): Den-1, Den-2, Den-3 y Den-4. La infección con cualquiera de ellos provoca el llamado dengue clásico o dengue a secas. Cuando una persona que sufrió un dengue es infectada por otro serotipo diferente de virus de dengue, pueden producirse las formas graves de DENGUE: el Dengue Hemorrágico (DH) y el Síndrome de CHoque por Dengue (SCHD), mortales entre 10 y 40% de los casos. Una persona podría tener dengue hasta cuatro veces, una por cada serotipo.

Mientras no se cuente con una vacuna, las estrategias generales de control deben estar dirigidas a:

Reducir la población de mosquitos.

Protegerse de las picaduras de los mismos.

Detectar y tratar precoz y adecuadamente a los casos de la enfermedad.

¿Cómo se transmite?

El mosquito hembra se alimenta preferiblemente de sangre humana para desarrollar sus huevos. Puede picar a cualquier hora del día y de la noche, pero generalmente lo hace en la mañana y en horas de la tarde. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas les transmite esta enfermedad.

¿Cualés son los síntomas?

Los síntomas principales del dengue son fiebre alta, dolor de cabeza fuerte, dolor de espalda, dolor en las coyunturas, náusea y vómitos, dolor en los ojos y erupción de la piel. Generalmente, la enfermedad es más leve en niños menores que en los niños mayores y adultos.

En el caso del DH (Dengue Hermorrágico) la fiebre dura de 2 a 7 días, con signos y síntomas generales que pueden ocurrir con muchas otras enfermedades (por ejemplo, náusea, vómito, dolor abdominal y dolor de cabeza). Esta etapa es seguida por manifestaciones hemorrágicas, tendencia a tener fácilmente cardenales, magulladuras, u otros tipos de hemorragias de la piel, sangrado de la nariz o de encías, y posiblemente hemorragias internas. Los vasos sanguíneos más pequeños (capilares) se hacen excesivamente permeables, permitiendo el escape del suero o componente líquido de la sangre, fuera de los vasos sanguíneos. Esto puede conducir a fallo del sistema circulatorio y choque, seguido de muerte, si el fallo circulatorio no es corregido.

¿Cuál es el tratamiento para el dengue?

No hay medicamento específico para tratar la infección del dengue. Las personas que tengan los síntomas deben evitar los analgésicos con aspirina. Deben también descansar, tomar líquidos y consultar un médico. El dengue clásico en general es un proceso autolimitado y de evolución benigna. En cambio, el tratamiento DH muchas veces requiere la internación del paciente.

Prevención / ¿Qué se puede hacer para reducir el riesgo de adquirir el dengue?

No hay vacuna para prevenir el dengue. Una de las principales acciones de prevención es impedir la presencia del mosquito transmisor en viviendas y su entorno. La mejor medida de prevención para residentes que viven en áreas infestadas con el Aedes aegypti es eliminar los lugares donde el mosquito pone sus huevos, principalmente los envases artificiales que acumulan agua. Aquellos artículos que acumulan agua de lluvia o son usados para almacenar agua (por ejemplo, envases plásticos, drones de 55 galones, cisternas, cubos) o neumáticos usados, deberán ser cubiertos o desechados adecuadamente. También, los bebederos de animales y floreros deberán ser vaciados y estregados diariamente. Esto eliminará los huevos y larvas del mosquito y reducirá el número de mosquitos en el hogar.

El uso de acondicionadores de aires y tela metálica en puertas y ventanas reduce el riesgo de ser picado por mosquitos en interiores.

La aplicación adecuada de repelente de mosquitos que contenga DEET como ingrediente activo en la piel expuesta y la ropa, reducirá el riesgo de ser picado por los mosquitos. Se recomienda una concentración de DEET no mayor de 10% en niños y no mayor de 50% en adultos. No se recomienda el uso de repelentes en infantes menores de 2 meses. Las personas pueden usar repelente que contenga picaridin (KBR 3023) o repelentes naturales como el aceite de eucalipto [p-metano 3,8-diol (PMD)]. El riesgo de infección por dengue en viajeros internacionales parece ser bajo, a menos que haya una epidemia en progreso.

Para recordar:

El dengue se transmite siempre por la picadura de un mosquito.

El mosquito pone sus huevos en lugares donde haya agua estancada.

Los síntomas del dengue son fiebre, cefalea, dolor detrás de los ojos, mialgias (dolor muscular), dolor en las articulaciones, erupción cutánea y manifestaciones hemorrágicas leves.

Si alguien tiene esos síntomas debe concurrir a un servicio de salud, donde evaluarán si pueden ser debidos a dengue.

El tratamiento depende de la gravedad del cuadro.

No existe en la actualidad una vacuna para prevenir la enfermedad.

Las medidas de prevención son:

Evitar la picadura de mosquitos, con el uso de ropas adecuadas y de repelentes y de telas mosquiteras, espirales o tabletas repelentes en los domicilios.

Controlar la proliferación de mosquitos.

Está desalentada la aspirina

Comentá la nota