Fundación Ergon: "Si se afectó el derecho de gente de trabajo los responsables deben pagar"

Lo dijo Gumersindo Alonso. Ratificó que su espacio político "jamás estuvo vinculado" a la polémica organización. Aseguró que le pidió a Martín Gallero que renunciara a su cargo en el Mercado de Abasto
Tras el des­pi­do de Mar­tín Ga­lle­ro de la pre­si­den­cia del Mer­ca­do de Abas­to de­bi­do a sus res­pon­sa­bi­li­da­des en la po­lé­mi­ca Fun­da­ción Er­gon, el di­pu­ta­do na­cio­nal elec­to Gu­mer­sin­do Alon­so bus­có dis­tan­ciar­se del es­cán­da­lo al ase­gu­rar que "si se afec­tó el de­re­cho de gen­te de tra­ba­jo los res­pon­sa­bles de­ben pa­gar".

Er­gon ad­mi­nis­tra­ba los fon­dos de 9 coo­pe­ra­ti­vas in­te­gra­das por tra­ba­ja­do­res de con­di­ción hu­mil­de que ga­nan 700 pe­sos por mes. La or­ga­ni­za­ción ma­ne­ja­ba, ade­más, las cla­ves fis­ca­les y las cuen­tas ban­ca­rias y has­ta les ha­cían fir­mar che­ques en blan­co a dam­ni­fi­ca­dos que de­ci­die­ron rea­li­zar una de­nun­cia ju­di­cial.

La en­ti­dad que­dó in­mer­sa tam­bién en una de­nun­cia por una pre­sun­ta eva­sión al fis­co que su­pe­ra­ría los 700 mil pe­sos. Es­ta se­ma­na, Pun­tal ade­lan­tó que no se ha­brían abo­na­do men­sual­men­te los apor­tes an­te la AFIP de los em­plea­dos de las coo­pe­ra­ti­vas pe­se a que la Fun­da­ción rea­li­za­ba re­li­gio­sa­men­te los des­cuen­tos.

Alon­so ma­ni­fes­tó que ha­bló con Ga­lle­ro la se­ma­na pa­sa­da y le pi­dió que pre­sen­ta­ra la re­nun­cia a la pre­si­den­cia del Mer­ca­do de Abas­to, a don­de lle­gó im­pul­sa­do por sec­tor par­ti­da­rio que li­de­ra el di­pu­ta­do jue­cis­ta.

"No­so­tros lo pro­pu­si­mos pa­ra que se de­sem­pe­ña­ra en es­ta ges­tión y la co­mu­ni­dad del Mer­ca­do de­bía eva­luar­la. De to­dos mo­dos, nues­tro es­pa­cio po­lí­ti­co ja­más tu­vo ni tie­ne que ver con la Fun­da­ción Er­gon, ni en su ini­cio ni en su de­sa­rro­llo. Ni si­quie­ra co­noz­co dón­de fun­cio­na­ba", ase­ve­ró.

El di­ri­gen­te rio­cuar­ten­se se de­fi­nió co­mo "una per­so­na que se ha­ce car­go de las si­tua­cio­nes fa­vo­ra­bles o des­fa­vo­ra­bles", pe­ro sos­tu­vo que "de nin­gu­na ma­ne­ra me ha­go car­go de las co­sas en las que no ten­go na­da que ver".

"Un gru­po de nues­tros di­ri­gen­tes ya se ex­pi­dió cuan­do se hi­zo la pri­me­ra va­lo­ra­ción pú­bli­ca del te­ma. Ellos di­je­ron que nun­ca exis­tió vin­cu­la­ción al­gu­na con la Fun­da­ción.

Cuan­do se pro­pu­so a Ga­lle­ro en el Mer­ca­do de Abas­to no te­nía nin­gún co­no­ci­mien­to de cuál era el rol de Er­gon ni de su re­la­ción con las coo­pe­ra­ti­vas. Si hu­bié­ra­mos te­ni­do al­go que ver en su con­for­ma­ción o en su ad­mi­nis­tra­ción ha­bría­mos asu­mi­do la res­pon­sa­bi­li­dad", su­bra­yó.

Alon­so di­jo que ava­la una in­ves­ti­ga­ción "a fon­do" por par­te del fis­cal de ins­truc­ción Fer­nan­do Moi­ne y re­sal­tó que "si exis­ten res­pon­sa­bi­li­da­des, que los cul­pa­bles ten­gan la san­ción que por ley les pue­da co­rres­pon­der".

"A no­so­tros nos ge­ne­ra­ría una gran sa­tis­fac­ción si así fue­ra por­que no he­mos tu­te­la­do ni tu­te­la­ría­mos el in­de­bi­do pro­ce­der de na­die. Se­rá la Jus­ti­cia la que de­ba de­fi­nir si hu­bo irre­gu­la­ri­da­des. Pe­ro, si se ha com­pli­ca­do el de­re­cho de gen­te de tra­ba­jo, hu­mil­de, que ha he­cho un gran es­fuer­zo por su ta­rea, ten­drán que pa­gar quie­nes ac­tua­ron in­de­bi­da­men­te", in­di­có.

Des­de las se­cre­ta­rías de Go­bier­no y de De­sa­rro­llo So­cial in­for­ma­ron que la ri­gu­ro­si­dad ad­mi­nis­tra­ti­va de fon­do y de for­ma era ca­si nu­la en las 9 coo­pe­ra­ti­vas de Er­gon. La Fun­da­ción no ha­bía pre­sen­ta­do los ba­lan­ces en el Inaes -el ins­ti­tu­to que re­gu­la las or­ga­ni­za­cio­nes de eco­no­mía so­cial-, las lis­tas de au­to­ri­da­des no es­ta­ban ac­tua­li­za­das y tam­po­co se ha­bía pre­sen­ta­do ni el li­bro dia­rio ni el de ac­tas.

Nue­vo Con­gre­so

A po­co más de un mes de la asun­ción del nue­vo Con­gre­so, el di­pu­ta­do elec­to se re­fi­rió al con­tex­to po­lí­ti­co que re­gi­rá los úl­ti­mos años del go­bier­no de Cris­ti­na Fer­nán­dez y eva­luó que "to­do in­di­ca que el ar­ma­do del ar­co po­lí­ti­co que no coin­ci­de con el go­bier­no na­cio­nal su­pe­ra­rá de ma­ne­ra sig­ni­fi­ca­ti­va a los 92 di­pu­ta­dos na­cio­na­les del kirch­ne­ris­mo pu­ro".

Sin em­bar­go, acla­ró que "ni las ma­yo­rías ni las mi­no­rías son per­ma­nen­te, ni de­fi­ni­ti­vas".

"En es­tas úl­ti­mas san­cio­nes de pro­yec­tos del Eje­cu­ti­vo, co­mo la de­le­ga­ción de fa­cul­ta­des, la ley de me­dios y el Pre­su­pues­to, se ha de­mos­tra­do que lo que pa­re­cía un tiem­po de de­bi­li­ta­mien­to del go­bier­no na­cio­nal fue un pro­ce­so don­de lo­gra­ron más vo­tos que en inicia­ti­vas an­te­rio­res", ad­vir­tió.

Alon­so des­ta­có que "sin du­da al­gu­na, hay le­yes que se han apro­ba­do con el nue­vo Par­la­men­to y que van a re­que­rir una pro­fun­di­za­ción del de­ba­te".

Comentá la nota