Fundación Ente Cuyo, una nueva mirada del turismo encabezada por Merlo.

Tras haber participado en el IV Congreso Internacional de Turismo Religioso realizado en Brasil, el titular de la Asociación Hotelera local Norberto Grosso explicó los alcances del nuevo organismo que nuclea al sector privado de la región y que lo tiene como presidente.
Villa de Merlo estuvo presente en el IV Congreso Internacional de Turismo Religioso y Sustentable desarrollada en Curitiba, Brasil, como paso previo a la quinta edición que reunirá a profesionales de Latinoamérica del 19 al 21 de noviembre en la ciudad. La representación estuvo a cargo de Norberto Grosso, quien desde hace poco sumó a su rol como presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica local la tarea de dirigir las actividades de un nuevo organismo interprovincial: la Fundación Ente Cuyo.

El Congreso realizado en Brasil trazó los ejes de una especialidad turística que, por ser generadora de demandas diferentes, concentra la atención de profesionales, funcionarios, empresarios, estudiantes y habitantes de los lugares en los que el interés religioso confluye con la identidad mediante circuitos y propuestas innovadoras. "Es un tipo de turismo no tradicional que debe ser estudiado en profundidad y sobre eso estamos trabajando. Para Merlo ya armamos seis circuitos posibles como propuesta para atraer huéspedes, aunque la tarea es amplia porque implica poner en valor algunos lugares que no siempre han sido muy visitados", señaló Grosso.

Durante su paso por Curitiba, el presidente de la asociación merlina también aprovechó la oportunidad para promocionar a San Luis y a la villa serrana como destinos. "Proyectamos un video con imágenes de toda la provincia, porque si bien apuntamos a Merlo, nos interesa mostrar a San Luis como un todo", añadió.

La propuesta de un turismo integrador comenzará a cobrar más fuerza tras la creación de la Fundación Ente Cuyo, primera en su tipo a nivel nacional. Según explicó Grosso, los "problemas legales" que dificultaban la coordinación de acciones en el Ente Cuyo (que hasta febrero nucleó a los sectores privados y gubernamentales de San Luis, La Rioja, San Juan y Mendoza) llevó a una división que promete ser alentadora.

Por un lado, se conformó el Ente Regional Cuyo Turismo, cuyas principales autoridades son los secretarios de Turismo de cada provincia, en el que los privados mantienen presencia a través de un espacio en el Comité Consultivo. Por su parte, los empresarios hoteleros, gastronómicos y prestadores de otros servicios turísticos de la región se integraron en la Fundación Ente Cuyo.

Grosso fue designado presidente del flamante organismo, cuya mesa directiva se completa con Tomás Ruiz de la Asociación Hotelera de San Juan como vicepresidente; Armando Zavatieri de la Asociación Hotelera de La Rioja en el puesto de secretario y Tito Sottano de la Asociación Hotelera de Mendoza en la tesorería. Además, la Cámara de Turismo de San Luis sumó una vocalía con Karina Griotti.

"Próximamente realizaremos una asamblea para incorporar otras entidades, entre ellas la Asociación Hotelera de Villa Mercedes y la Asociación Hotelera de San Luis", adelantó Grosso. "El objetivo es trabajar en conjunto dentro de la región de Cuyo y promocionarnos como una unidad a nivel nacional e internacional. Lo importante es que las agencias de viaje de otros países incluirán así a Merlo dentro del paquete, e incluso hay más chances de participar en todas las ferias internacionales como destino, algo que resulta difícil de lograr solamente con la villa. Además, todo el movimiento económico de la Fundación se realizará a través de la sucursal en Merlo del Banco Nación".

Las primeras actividades del organismo se pondrán a prueba en la próxima temporada de invierno, para la cual se espera incrementar respaldos de los gobiernos municipales y provinciales. Por lo pronto, la Fundación ya cuenta con la aprobación de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina y no se descarta que en otras regiones del país se adopte la experiencia.

Comentá la nota