Funcionarios de salud deben dar explicaciones.

Aunque al principio parecía que el oficialismo no daría el quórum para tratar el pedido de informes a los funcionarios de salud que se fueron de viaje cuando estalló la emergencia sanitaria, el reclamo del diputado cobista, Andrés Marín, fue aprobado por unanimidad.
Así, después de que pase el receso invernal, el subsecretario de Planificación y Control del Ministerio de Salud, Ricardo Landete; el titular de la Obra Social de Empleados Públicos, Marcelo Costa, y el director de Planificación, Enrique Quesada, tendrán que presentar sus papeles justificando su viaje y demostrando quién se quedó a cargo de sus respectivas áreas, cuando la gripe A hacía entrar en crisis a todo el sistema de salud de la provincia.

Disconforme con el accionar de los funcionarios, Marín insinuó varias veces que el Gobernador debería echarlos y espera ansioso para saber qué es lo que sucedió con esos viajes. Su iniciativa se basó en lo que llama "política de ocultamiento por parte del Ejecutivo, que esconde los hechos; algo que va en contra de la gestión en lugar de favorecerla".

Por su parte, el diputado justicialista y presidente de la Cámara baja, Jorge Tanús, admitió que su bloque aceptó el pedido de informes porque es algo que generalmente hacen desde el sector oficialista. "Nunca les vamos a negar un pedido de ese tipo. Es una especie de regla tácita que también se cumplía cuando nosotros éramos oposición", expresó el legislador.

Además, el hecho de que el cobismo evitara realizar apreciaciones o extender el pedido a una citación en la Legislatura (más grave institucionalmente) allanó el camino para que el oficialismo le diera el visto bueno para tratar y aprobar el pedido sobre tablas. Ahora, habrá que esperar 20 días para ver qué responden desde Casa de Gobierno.

Comentá la nota