Un funcionario de De Vido pidió la cabeza de un sindicalista duhaldista

El titular del sindicato de Vialidad, César González, denunció que el director de Vialidad Nacional, Nelson Periotti, le "exigió" la renuncia por organizar un acto para Duhalde en su sede gremial. El ex presidente pidió bajar la "soberbia".
El sindicato de Vialidad denunció este jueves que un funcionario cercano al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, "exigió" la renuncia del secretario general del gremio, César González, por haber organizado un acto en la sede de ese organismo al que asistió el ex presidente Eduardo Duhalde.

"Ni en la plena dictadura militar ocurrió esto. Si acá hay que hacer un golpe del movimiento social, cortes de rutas, lo vamos a hacer", advirtió González, el titular del gremio de Vialidad nacional, en declaraciones a la agencia DyN.

El dirigente le puso nombre y apellido a lo que él denunció "una persecución política": el titular de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), Nelson Periotti. Según el sindicalista Periotti pidió su "cabeza" a partir del acto que organizó en la sede de Vialidad nacional de avenida General Paz al 12.100, donde el pasado 6 de octubre Duhalde admitió que no descarta postularse en 2011 y anunciando que peleará a Néstor Kirchner la conducción del PJ bonaerense.

González dirige uno de los gremios que adhiere a la opositora CGT Azul y Blanca que lidera el gastronómico Luis Barrionuevo, que a su vez, impulsa una posible candidatura de Duhalde a presidente.

El dirigente gremial señaló que envió "una carta documento a De Vido para que me reciba y no me recibe" y se quejó porque desde ese gremio "durante siete años acompañamos al gobierno" y se preguntó: "¿Cómo puede ser que la CGT Azul y Blanca invita al excelentísimo presidente de la nación, Eduardo Duhalde, quien colocó a Kirchner y ahora nos persiguen políticamente?"

Según relató el gremialista "el punto máximo de tensión se dio anoche cuando una comisión del congreso del sindicato, compuesta por siete representantes (que no integraba González) se apersonó en la casa central del organismo ubicado en avenida Julio A. Roca al 700 de esta capital, para entablar 'un canal de dialogo' con Periotti, quien se negó a atenderlos".

"El funcionario señaló que no hay nada que negociar, sino me entregan la cabeza de González, quiero su renuncia a la conducción", relataron las fuentes gremiales, "lo que fue rechazado automáticamente".

"Ni la Presidenta de la Nación puede pedir la renuncia de un dirigente sindical. Somos soberanos y solo los trabajadores pueden removernos. Esta actitud no es casual y hay que tomarla seriamente porque representa toda una forma de pensar por este gobierno", indicó González.

Por ahora el gremio ratificó el "estado de alerta y movilización permanente" e instó a los funcionarios del organismo a "cesar con el clima de hostigamiento instaurado como forma de persecución ideológica y a retomar el camino de diálogo como pretendimos desde un primer momento", finalizó un comunicado emitido este jueves.

Comentá la nota