Un ex funcionario K con Solá

El peronista disidente Felipe Solá no pierde el tiempo y ya se encargó de sumar a un ex kirchnerista en sus equipos de técnicos para asesoramiento.
Es Alberto Abad, quien dejó la Administración Federal de Ingresos Públicos luego de mantener una fuerte interna con Ricardo Echegaray, que en ese entonces dirigía la Aduana. El 19 de marzo de 2008 y con dos horas de diferencia, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner aceptó ambas renuncias.

Así, Solá sumó un hombre que entró al Gobierno nacional de la mano de Eduardo Duhalde. Los contactos habían sido previos y por motivos distintos, pero ayer se formalizó la unión en un almuerzo en el restorán "El Hispano".

Allí y junto a otros técnicos, Solá se encargó de sumar al ex funcionario a la mesa que participará semanal o quincenalmente de los debates sobre justicia, seguridad, salud y otros temas..

¿Por qué la llegada de Abad? Los contactos no son nuevos, pero los llamados se hicieron más frecuentes desde la partida de Solá del kirchnerismo. Felipe suele decir entre los suyos que "tiene una gran visión del manejo del Estado".

Con todo, el llamado formal fue porque Abad se encargará de asesorarlo en temas impositivos debido a su pasado en la AFIP que actualmente conduce Echegaray. "Alberto trabajó mucho con gente de mi entera confianza", dijo ayer Solá. Y agregó que "tiene una conocimiento profundo sobre muchos problemas de un Estado".

Comentá la nota