Se fue el funcionario que permitió los vuelos rasantes en Nueva York

La maniobra se cobró la renuncia director de la sección militar de la Casa Blanca.
El escándalo por el vuelo a baja altitud del avión presidencial estadounidense "Air Force One" sobre Nueva York a fines de abril, que provocó las primeras iras del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, se cobró este viernes la renuncia de un alto funcionario del gobierno, según informaron fuentes oficiales a través de un comunicado.

Se trata del director de la sección militar de la Casa Blanca, Louis Caldera, que había aprobado la maniobra. El presidente, Barack Obama, aceptó la renuncia y ordenó investigar la estructura de la sección a nivel organizativo, indicó el comunicado.

El martes 27 de abril, los neoyorquinos revivieron el temor a un nuevo 11-S al ver que tres aviones sobrevolaban Nueva York a baja altitud, en lo que finalmente terminó siendo una sesión de fotografías para el Pentágono.

La Casa Blanca se disculpó entonces públicamente por el sobrevuelo de un Boeing 747-200B escoltado por dos aviones de combate F-16, por momentos a altitudes inferiores a la de algunos edificios de Manhattan.

Comentá la nota