El funcionario que se fue por los nombramientos de los amigos de Pérez

El funcionario que se fue por los nombramientos de los amigos de Pérez

Gustavo "Totó Tobares, subsecretario legal y técnico, dimitió en desacuerdo por cómo se estaban dando los pases a planta a Salud. También incidió su relación con Jorge Tanús, hoy enfrentado al gobernador. 

Gustavo "Totó" Tobares era uno de los hombres que, hasta el martes, le cuidaba las espaldas jurídicas al gobernador Francisco Pérez. Su renuncia dejó entrever cómo crujen las relaciones políticas en el cuarto piso de Casa de Gobierno fundamentalmente por un tema: los nombramientos a planta permanente de amigos del gobernador y de sus ministros.

Por lo que se supo, a pesar del hermetismo en Casa de Gobierno, Tobares presentó su dimisión como subsecretario legal y técnico este martes y esperó un día para que Pérez lo atendiera en su despacho. Esta secretaría depende, a su vez, del ministerio Legal y Técnico, el área que maneja una persona del círculo del gobernador, Francisco García Ibáñez.

La tensión Pérez-Tanús

Las primeras versiones de la renuncia apuntaban, al principio, a las diferencias internas que en el PJ mantienen respecto del acuerdo político entre Pérez y Alfredo Cornejo. Como se sabe, uno de los que se mantuvo crítico de este convenio para cerrar la gestión fue Jorge Tanús. Tobares es amigo del presidente de la Cámara de Diputados y, a priori, su salida está enmarcada por la tensión actual entre Pérez y Tanús -y parte del sector Azul, como el intendente de San Martín, Jorge Omar Giménez-.

Como subsecretario legal y técnico, Tobares ha estado detrás del andamiaje jurídico de las leyes enviadas por el Ejecutivoa la Legislatura. Sin embargo, en este caso fue distinto. Pérez no habría participado a Tobares de este proyecto de endeudamiento por 5.800 millones de pesos. Incluso, tampoco fue invitado a la última reunión de gabinete ocurrida antes de la presentación del mencionado proyecto -esto es, el viernes pasado- entre Pérez y Cornejo.    

Aquí se marca la desconfianza que el paquismo expresó para con el funcionario saliente, debido a su amistad con Tanús. Una desconfianza mutua, por supuesto, que quizás puede haberse originado cuando el paquismo posicionaba a Matías Roby como candidato a gobernador, mientras Tobares se inclinaba por el apoyo a Tanús en la carrera electoral.

Los cortocircuitos por los nombramientos

Pero la salida del subsecretario Legal y Técnico no sólo tiene que ver con la mala relación entre Pérez y el presidente de la Cámara de Diputados. El mar de fondo muestra otra tormenta política que ya se ha desatado pero no en su totalidad. 

Tobares también habría renunciado por los nombramientos a planta permanente que se han dado a través de una ingeniería jurídica y que favorecen a los amigos del gobernador y también de funcionarios cercanos a los ministros. Estos pases han contribuido a incrementar el malestar en el PJ para con el gobernador, sobre todo, porque consideran que no se trata de militantes genuinos del peronismo sino cercanos a Francisco y a Celina Sánchez, la primera dama.

Por lo que pudo saberse, el funcionario renunciante estaba en contra de estos nombramientos que hoy están en manos del fiscal de Delitos Especiales, Santiago Garay. Las diferencias que habría planteado Tobares responden principalmente a aquellas designaciones en Salud, donde las condiciones del escalafón son mejores para los funcionarios políticos que llegaron con la gestión de Pérez. 

Con la renuncia, Tobares se corre del medio de los problemas judiciales que pueda traer la causa y por la que podría ser citado. Una última diferencia con el gobernador y que lo distancia del paquismo: se trata de la decisión de demorar la publicación de más decretos de designaciones en el Boletín Oficial. Esta medida no es nueva, así se conoció por ejemplo que el ex candidato a vicegobernador, Diego Martínez Palau, fue nombrado como asesor dos días después de perder las elecciones, aunque ese decreto quedó en reserva por un tiempo hasta que se publicó en el boletín.

Esta medida, explicaron, era cuestionada políticamente por el propio Tobares dado que esta información, por más que no se publique, ya está en manos del fiscal Garay. El responsable de las publicaciones en el boletín no era otro que el secretario legal y técnico. 

"Es una como una frazada corta", resumieron, para graficar que la maniobra en el seno del cuarto piso de Casa de Gobierno tendría que darse tarde o temprano, ya sea con Pérez, ya sea con Cornejo. La no publicación de los decretos donde se nombra en planta permanente a los amigos del poder sólo tiene un efecto: la no vigencia de los mismos aunque, en el funcionamiento interno de la administración pública, se dan de hecho y los designados pueden desempeñar sus nuevas funciones.  

Con todo, la decisión apuntaría a no hacerlos visibles en el BO por lo menos hasta las elecciones de octubre, de tal modo no generar malhumor en el electorado por los visibles acomodos.   

El futuro de Tobares, ya fuera de Casa de Gobierno luego de tres años, sería un ámbito conocido: lo esperan en la Legislatura, donde era asesor de Tanús en la presidencia de Diputados, pero ahora que el peronismo se apresta para volver a ser oposición, tendrá que cuidarles las espaldas jurídicas al bloque del FpV en la Cámara Baja. 

Coment� la nota