Un funcionario municipal salió al cruce de las duras declaraciones de Solanas

El diputado nacional electo definió a Olavarría como "un desastre y una ciudad penosa". Y dijo que "si encuentro un árbol hay que abrir una botella de champán". Ayer, el subsecretario municipal Eduardo Rodríguez contestó que "lo penoso es que Solanas hablara con tanta ligereza sobre la problemática del arbolado urbano".
Como era previsible, las duras declaraciones del diputado nacional electo, Pino Solanas, en su paso fugaz por la ciudad despertaron rápidas reacciones. En una entrevista concedida a EL POPULAR, el cineasta definió que "ninguna renta u objeto rentístico se puede colocar por encima del cuidado del medio ambiente, el agua, el aire y la vida". Y fue más a fondo al agregar que "lo digo en una región seriamente agredida por explosiones, por las nubes de polvo... es un desastre, es penosa esta ciudad, me dio una impresión de una tristeza, de una depresión, si encuentro un árbol hay que abrir una botella de champán".

Ayer mismo, el primero en salir a contestar públicamente los dardos del referente de Proyecto Sur fue el subsecretario municipal de Cultura, Educación y Turismo, Eduardo Rodríguez. "Básicamente me resultó penoso que Solanas hablara con tanta ligereza sobre la problemática del arbolado urbano", dijo en diálogo con este Diario, con evidente fastidio, el funcionario eseverrista.

En las declaraciones publicadas en nuestra edición de ayer, Solanas había apuntado, sin nombrarlo directamente, a la figura de Helios Eseverri. "Quién gobernó esta ciudad estos 20 ó 25 años para no haber plantado un árbol, es una vergüenza, es la antítesis de una civilización progresista en el mundo, no hay ciudad importante en el mundo que no haya poblado y sembrado de árboles sus calles porque oxigenan el ambiente, porque nos protegen del sol, dan color y belleza; yo no lo podía creer, hice recorrer varias veces las calles y no lo podía creer", atacó.

Sobre ese punto, Rodríguez, que también formó parte del gobierno de Eseverri padre, quiso aclarar que "en realidad, el problema al que hizo referencia se corresponde a otro período histórico de la ciudad, y no precisamente a la gestión de Eseverri, quien a lo largo de sus gestiones siempre intentó revertir lo que había pasado en la década del '60".

El funcionario también lamentó que "una persona a la que uno reconoce y respeta por su actuación en el ámbito de la Cultura, termine cometiendo los mismos errores que los dirigentes políticos que vienen desde la Capital Federal y hablan con ligereza, mal informados, y sin rigurosidad en un tema que desconocen casi por completo".

En síntesis, Rodríguez quiso "rescatar" públicamente "la política de espacios verdes, con hectáreas y hectáreas de parques que caracterizaron a las gestiones de Helios Eseverri". Y para contrastar la lapidaria descripción efectuada por Solanas, resaltó que "a él le debemos el Parque Norte, que precisamente en la actualidad lleva su nombre, también el Parque Sur, el Parque Cerrito, ubicado frente al Parque Norte, toda la recuperación del Parque Alberdi, en el sector que va desde Colón hasta Bolívar, el Parque La Hormiga en Sierra Chica, los separadores centrales en las avenidas Del Valle y Colón, con todas sus palmeras, y el camino de los Peregrinos, con una línea de sauces a cada lado".

Rodríguez acentuó la defensa sobre el hombre que gobernó a Olavarría durante veinte años y deslizó que "una cosa que hacía Eseverri siempre, es que en cada cuadra de la ciudad que se pavimentaba, alentaba a los vecinos a hermosear los frentes de las viviendas y a poner plantas". Y enseguida volvió a apuntar contra Solanas, que desde la óptica de Rodríguez habló "o bien por desinformación de su parte, o bien por haber sido mal asesorado" por sus referentes partidarios locales.

En sus palabras, Rodríguez enfatizó que "el tema del arbolado público también es una cuestión de conciencia de los vecinos" y apuntó que se trata de un ítem que representa un "alto costo" para las arcas del Municipio. "Eseverri siempre le dio fuerte importancia presupuestaria, y hay que tener en cuenta que el arbolado tiene un costo de reposición aproximado que va del 20 al 30 por ciento. Es algo que vimos claramente en Parque Sur, donde por vandalismo, por robo o por los animales sueltos teníamos que reponer entre un 20 y 30 por ciento de los numerosos árboles que se habían plantado en ese lugar".

Para Rodríguez, no existen dudas de que "Eseverri era un enamorado del árbol", y recordó que el ex intendente "era una persona con muchísimo conocimiento de las especies, y alguien que siempre estaba alentando a todo el mundo para que pusiera árboles". En la misma línea, prosiguió que "ésa es una política que se ha mantenido con la gestión de José".

En su análisis incluyó que fue tan fuerte la marca que Eseverri padre impulsó en ese sentido, que hoy "Olavarría no podría tener un intendente que desatienda los parques. Seguramente, no podría ser intendente de la ciudad alguien que no continuara la misma línea".

Cuando puso la vista en el presente, destacó "campañas como las que lleva a cabo José, en forma conjunta con la Sociedad de Fomento Pueblo Nuevo, en la que está previsto plantar 500 árboles en ese barrio de la ciudad".

Los eucaliptos y la polémica

En la charla con este Diario, además de contestar los dichos contundentes de Solanas, el subsecretario de Cultura, Educación y Turismo también abordó la polémica que envuelve a la ciudad por la posible tala municipal de dos eucaliptos en el Parque Mitre.

"En realidad, de todo lo que ha pasado, yo me quedo con lo que hizo el Intendente el viernes, cuando fue hasta el lugar a visitar a los pibes que siguen adentro de las carpas. José fue a pedirles que no tomaran más frío, que no pasaran más noches ahí porque ya no tenía demasiado sentido. Les dijo que el lunes (por hoy) los iba a recibir en el despacho para poder hablar tranquilamente", recordó.

Comentá la nota