Funcionario municipal expuso sobre el estado de las plazas en la ciudad

El secretario de Servicios Urbanos y Ambientales, Juan Carlos Roca, fue interpelado por los concejales a raíz del accidente sufrido por una menor.

«La hamaca que se cayó no figuraba entre los juegos habilitados por el Municipio en la plaza del barrio Municipal», sostuvo Roca.

El secretario de Servicios Urbanos y Ambientales de la Municipalidad, Juan Carlos Roca, junto al subsecretario de Gestión Ambiental David Lugones asistieron ayer a una reunión en el Concejo Deliberante, en la que los ediles interpelaron a los funcionarios sobre el estado de los espacios verdes, a raíz del accidente con un juego que sufrió una niña de cuatro años que jugaba en una plaza del barrio Municipal cuando la estructura de una hamaca cayó sobre su estómago.

Como consecuencia de este episodio se abrieron tres investigaciones a nivel Policial, Judicial y Municipal para intentar establecer responsabilidades en torno a lo ocurrido. De acuerdo a las declaraciones vertidas por funcionarios del área y que constan en el oficio actuado por la Policía, "la hamaca que se cayó no figuraba entre los juegos habilitados por el municipio en dicha plaza", aclaró Roca, de los cuales reconoció bajo su incumbencia sólo dos pórticos, uno grande y otro chico de tres columpios cada uno.

En el oficio que leyó el funcionario también se agrega que los juegos inventariados fueron colocados en el lugar en marzo de 2006, conforme a las condiciones de funcionamiento y que no estaba prevista la instalación de otro juego dada la gran variedad de entretenimientos existentes en menos de un cuarto de hectárea.

Por otro lado se dejó asentado que entre el 15 y 20 de septiembre se realizó un mantenimiento en dicha plaza, que incluyó la reparación de las estructuras recreativas, la revisión y recambio necesario de las cadenas y tablas, así como también la supervisión de los emplastes de hormigón.

El concejal de Recrear, Marcelo Bermúdez, fue uno de los primeros en disparar contra el secretario de Servicios Urbanos y Ambientales por este tema. Se dirigió al funcionario con pruebas fotográficas que daban cuenta de que la estructura que se precipitó estaba instalada en ese lugar desde hacía dos años. La edil del MPN, Teresa Páez, presente en una de las fotos, dio fe de la instalación de la hamaca puesto que fortuitamente había participado de una fiesta realizada en la plaza en ese entonces.

Incumplimiento

La concejal de Libres del Sur, Mercedes Lamarca, recordó que no es la primera vez que se cita a Roca para dar explicaciones sobre este tipo de hechos.

Además se lamentó de las declaraciones vertidas por el funcionario por responsabilizar a una asociación civil del barrio y a los propios vecinos de la presencia de ese juego.

El edil por UNE, Fabricio Cascino, atribuyó similares responsabilidades a las personas que se encuentran bajo la órbita del funcionario y que deben atender las cuestiones de mantenimiento.

El concejal pidió explicaciones acerca de los motivos técnicos que llevaron a que la hamaca se cayera y sobre las medidas que debería haber tomado el municipio para evitar lo sucedido.

Roca planteó que esa es la "gran duda" que se genera porque en el reporte de mantenimiento que se hizo consta que los juegos están reparados. "Esa hamaca de acuerdo a lo informado no estaba en la plaza. Y si estaba cabían dos decisiones o se levantaba o se la llevaba la cuadrilla para que la arregle".

Los concejales del MPN, Luis Jalil y Janette Ampuero manifestaron la falta de respuesta que tienen los proyectos de comunicación que se envían al municipio, de los cuales la mayoría ha hecho mención del estado deplorable en el que se encuentran las plazas.

Auditoría

Otra de las preguntas formuladas por Cascino fue si las plazas eran sometidas a auditorías. Roca hizo referencia a la complejidad que existe a la hora de definir los espacios verdes por la cantidad de lugares que abarca este concepto. "En Neuquén existen 860 espacios verdes de características disímiles, de los cuales hay plazas, plazoletas, bordes de barda, etcétera. Por lo que la primera responsabilidad que tenemos es saber cuáles son los espacios verdes que tenemos que cuidar", indicó.

Al respecto, Lugones planteó que "esto implica una situación casi compleja de manejar teniendo una estructura de trabajo organizada por oficios que data de la década del 80 y 90 cuando la ciudad contaba con 100 mil habitantes". Actualmente hay más de 1.300 juegos en 220 plazas, precisó el subsecretario de Gestión Ambiental.

Roca y Lugones coincidieron en que desde el año pasado se trabaja en una reestructuración del área para poder coordinar las tareas de mantenimiento y que permitan programar cada una de las actividades que se llevan a cabo en las plazas.

Comentá la nota