Funcionario de Gutiérrez intenta justificar su agresión a trabajador de Prensa

"Yo reconozco que estuve mal". Así empezó el diálogo que mantuvo el coordinador de Higiene Urbana del Municipio de Quilmes, Daniel "El Tigre" Formiga, con el diario ‘5 DIAS’, al intentar explicar la injustificable trompada que le propinó a Claudio Gentiluomo, trabajador de Prensa de esta ciudad.

"Tengo mi temperamento, entiendo la política pero no voy a dejar que digan cualquier cosa de mi vieja como decía este muchacho (en alusión a Gentiluomo) que ella vendía droga mientras que la tengo postrada en una cama con la cadera enyesada. Yo ya lo hablé con (Roberto) Gaudio (presidente del bloque del P.J. disidente), porque todo esto es política", manifestó Formiga en su defensa.

Al mismo tiempo, insistió en remarcar que "no soy un matón, soy una persona normal. No tengo antecedentes. Soy un laburante. Lo único es que me hicieron una fama terrible… pero nada que ver…", añadió.

"Si tengo que pedir disculpas lo voy a hacer, pero nunca voy a permitir que insulten a mi familia como lo hizo este tipo -continuó. Ya averigüé con un abogado porque voy a llevar todo esto a la Justicia", dijo.

Al ser consultado respecto a la presunta carga ilegal de combustible que estaba realizando en el playón de Servicios Públicos del Municipio el jueves último, Formiga aseguró estar autorizado para cargar 40 litros semanales en su vehículo porque lo tiene a disposición de la Municipalidad de Quilmes. "Igual no fue por eso que le pegué", aclaró. "Él volvió a insultarme y yo reaccioné", remarcó el funcionario comunal.

De esta forma, Formiga hizo uso del derecho a réplica para explicar lo ocurrido el jueves último cuando le pegó una trompada a un trabajador de Prensa de esta ciudad que lo había fotografiado cuando cargaba combustible en su auto particular en el playón de Servicios Públicos de la Municipalidad de Quilmes donde se realizaba una asamblea de los trabajadores del área de Alumbrado Público que estaban en conflicto.

Comentá la nota