Un funcionario del FMI criticó un pilar de la era K

El director de Investigaciones Económicas dijo que es "ineficiente" acumular reservas y hacer swap de monedas, como con China y Brasil.
Un funcionario del FMI, el director de Investigaciones Económicas Olivier Blanchard, aprovechó su paso por Buenos Aires para criticar un pilar económico de la era K. En el marco de un debate organizado por el Banco Central, dijo que es "ineficiente" la acumulación de reservas internacionales como herramienta preventiva contra las crisis externas.

Justo cuando el Gobierno comienza a dar señales de acercamiento a ese organismo de crédito para sortear la creciente asfixia financiera, Blanchard afirmó que la acumulación de divisas "es ineficiente si se pretende cubrir eventos que tienen poca oportunidad de ocurrir".

Por el contrario, el funcionario aseguró que "lo eficiente es tener un seguro" de liquidez, constituido por líneas de crédito contingentes que le permitan a los países acceder a dinero en caso de necesidad.

El investigador del Fondo explicó criticó por deficientes las líneas que se instrumentaron para proveer de liquidez durante la crisis, entre ellas, las de China que firmó Argentina, por considerar que no toma en cuenta lo que se denomina "riesgo moral", es decir, premiar a un mal pagador.

También consideró como poco eficiente el incremento de los Derechos Especiales de Giro, la moneda del FMI, en 250.000 millones que se hizo este año, de los cuales a la Argentina le tocaron 2.500 millones de dólares, porque benefició tanto a países que incumplieron con el organismo como a los que cumplieron.

Blanchard entonces propuso avanzar sobre una nueva línea creada este año por el FMI denominada Créditos Flexibles, que hasta ahora solo firmaron México, por 47.000 millones de dólares; Polonia por 21.000; y Colombia por 11.000 millones de dólares, aunque se manifestó confiado en que esos países no van a renovar esas asistencias porque han mejorado las condiciones del mercado internacional.

Se trata de un crédito contingente, que se toma en caso de necesidad, que a diferencia de otras líneas del Fondo no tiene condicionalidades de política económica, sino que es accesible sólo a países con pasado de buen cumplimiento.

Blanchard consideró que es posible ampliar el espectro de beneficiarios mediante el pago de una "prima de seguro variable" cuya consecuencia sería en caso de reincidir en un mal comportamiento en "tener condiciones muy adversas" para tener crédito.

REDRADO Y LAS LECCIONES DE HUMILDAD. Para salir de la crisis financiera mundial, el presidente del BCRA, Martín Redrado, recomendó a los países de la región no tomar medidas monetarias y financieras que "asfixien" el desarrollo de los mercados crediticios.

"Si sometemos a las entidades (financieras) a una regulación respecto del capital, los bancos se verían en la obligación de liquidar acciones y reducir préstamos: ésto iría en sentido contrario de la necesidad de expansión que presenta el crédito", advirtió el titular de la entidad, quien también expresó que "la crisis ha generado en todos nosotros una mayor grado de humildad".

Comentá la nota