Funcionaria ratificó que existen "nichos de corrupción" en la fuerza

La secretaria de Derechos Humanos bonaerense, Sara Dorotier de Cobacho, ratificó ayer ante la Justicia penal platense que el robo que sufrió el organismo que dirige está vinculado a la "corrupción policial" en la Provincia.
La funcionaria declaró ayer por espacio de dos horas ante el fiscal del crimen de nuestra ciudad a cargo de la investigación, Marcelo Martini, y ratificó en todos los términos su denuncia, explicaron voceros judiciales.

También informaron que Cobacho relacionó el robo de expedientes de represores de su dependencia con los "nichos de corrupción" que existen en las fuerzas de seguridad.

La funcionaria -agregaron- dio detalles sobre el ataque y confirmó que entre otras cosas, los delincuentes se llevaron legajos de ex represores y denuncias de corrupción policial acopiadas últimamente.

El asalto que investiga la fiscalía del doctor Martini ocurrió cerca de las 17,30 del miércoles pasado, cuando dos delincuentes ingresaran a punta de pistola a la sede de la Secretaría y se llevaran los legajos de dos represores a punto de ser juzgados y una computadora con información.

Según explicó la funcionaria ante la Justicia, entre el material robado "hay denuncias de corrupción policial" actuales, que "se suman a los legajos robados sobre juicios por crímenes cometidos durante el terrorismo de Estado".

Por el robo de los expedientes fue detenido el sábado último un policía bonaerense que se desempeñó hasta setiembre en la Brigada contra el Narcotráfico y actualmente está desafectado por estar alcanzado por un sumario que realiza Asuntos Internos.

El arresto se concretó en la casa, en nuestra ciudad, del ex policía, identificado como Juan Mateo, que fue desafectado de la fuerza luego de quedar vinculado como presunto encubridor del crimen del menor Santiago Pelegrini, ocurrido en La Plata.

Comentá la nota