Una funcionaria judicial está acusada de estafa

La mujer se desempeñaría en la oficina fiscal del departamento de Tunuyán y tenía una cómplice.
En las últimas horas se dio a conocer una imputación que pone al Poder Judicial nuevamente bajo la lupa. Una funcionaria de esa área está acusada por estafa. Según las 11 denuncias realizadas, la mujer junto a su socia, una falsa abogada, se encargaban de vender autos a un menor costo, los cuales nunca eran entregados. La imputación que pesa sobre las mujeres es estafa y asociación ilícita, que prevé una pena de tre a diez de prisión. La investigación ingresó a Delitos Complejos y está a cargo del fiscal Daniel Carniello.

Al parecer, las mujeres ofrecían a la gente automóviles a un costo más bajo que el establecido en el mercado. Los denunciantes manifestaron que las acusadas argumentaban el bajo precio de las unidades, diciendo que se trataban de autos judicializados que posteriormente iban a remate.

La funcionaria era la encargada de otorgar los documentos falsos que eran suministrados a las víctimas de la estafa.

Después del pago de los coches, estos nunca aparecían. Según la investigación se habrían realizado quince transacciones, todas con la misma modalidad de estafa. Los montos que trascendieron oscilan desde los $3 mil hasta los $50 mil.

Hasta el momento hay una detenida: se trata de la mujer que se hacía pasar por abogada frente a los potenciales compradores. La Justicia puso una fianza que ronda los $15 mil para que la imputada recupere la libertad.

En tanto, la trabajadora judicial, que al parecer se desempeñaría en la oficina fiscal perteneciente al departamento de Tunuyán, será llamada a declarar en las próximas horas.

Los trascendidos indican que este miércoles ingresaron las denuncias de varios damnificados. Al parecer, las estafas se habrían realizado en diferentes zonas de la provincia y una de ellas se habría cometido en la jurisprudencia que tiene a cargo el fiscal de Delitos Complejos Daniel Carniello.

Comentá la nota