"El funcionamiento de la ONCCA se parece al INDEC"

"El funcionamiento de la ONCCA se parece al INDEC"
Marcelo Rossi, un reconocido experto, renunció en 2007 al denunciar presiones de Guillermo Moreno.
Marcelo Rossi, de larga militancia en la UCR, presidió la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA) hasta 2007. Fue el primer funcionario que se alejó del Gobierno kirchnerista denunciando "presiones" de Guillermo Moreno, quien por esos días pretendía apoderarse de información estratégica sobre el agro, a cargo de ese organismo. Desde aquel episodio, Rossi guardó un largo silencio. Aceptó hablar ahora para confirmar lo que Clarín publicó ayer. Criticó la acumulación excesiva de poder en la ONCCA, cuyo manejo de fondos creció 17.000% desde su partida. Y comparó al organismo con el cuestionado INDEC.

¿Por qué aceptó esta entrevista?

Porque me duele mucho lo que se está haciendo con la ONCCA. Su accionar, desde algún tiempo, se encuentra en franca colisión con los objetivos planteados en la norma que dispuso su creación, en 1996. Fue creada para enfrentar a los evasores. Hoy se la usa para enfrentar a los productores.

¿Con qué fin se creó la oficina?

Su función básica es velar por la transparencia de los mercados, llevando a mínimas expresiones las prácticas desleales. Todo ese trabajo ha sido relegado ahora en aras de distribuir subsidios.

¿Está diciendo que la ONCCA ya no combate la evasión?

Está muy claro que el resultado de las medidas adoptadas en los últimos años se refleja en menor transparencia y en una mayor concentración, a pesar de todo lo que se dice en contrario.

¿Por qué falta transparencia?

Es muy simple: que la cadena de granos, carnes y lácteos no reciba información oficial, o la obtenga parcialmente, le quita transparencia, abre las puertas a la discrecionalidad y emparenta a la ONCCA con el accionar de otros organismos, como el INDEC. Con sus marchas y contramarchas, la ONCCA generó un marco de incertidumbre que explica gran parte de las 32 millones de toneladas de granos que se perdieron el último año, la desaparición del mercado de futuros y el crecimiento del comercio en negro. Todo eso no puede atribuirse a la sequía. Otro tanto ocurre con el sector ganadero, que sufre la reducción de 4 millones de terneros y la desaparición de 4.000 tambos.

Comentá la nota