Funciona con normalidad la nueva planta de agua potable en Formosa

Las obras que hacen a los sistemas de distribución están en plena ejecución
La nueva planta de agua potable ubicada en el barrio Eva Perón opera con absoluta normalidad porque desde la toma que está pensada para que funcione aún con los niveles mínimos históricos del río Paraguay, el complejo fue probado al máximo de su capacidad desde la recepción, según lo refirió el administrador del Servicio Provincial de Agua Potable.

El ingeniero Julio César Vargas Yegros dijo que en la actualidad está entregando un 30% de su capacidad de producción que es lo que permite distribuir y alimentar con normalidad a los barrios ubicados al norte del riacho Formosa, es decir los que se ubican en la denominada Jurisdicción Cinco hasta el Nanqom que también recibe ya agua de ese sistema.

Explicó que a través del centro de distribución Eva Perón, mediante el viejo acueducto, se envía agua a la zona céntrica de la ciudad, beneficiándose al sector ubicado al norte de la calle Horacio Carlos Gorleri, como ser los barrios El Resguardo y Villa Lourdes, sumándose al Emilio Tomás, todos los cuales mejoraron ostensiblemente la distribución mediante ampliaciones de redes de cañerías maestras que ejecutó la provincia meses atrás.

Las obras que hacen a los sistemas de distribución están en plena ejecución, se trabaja activamente en los frentes para terminar y empalmar el acueducto en particular cruzando el riacho Formosa y en cuanto a la secuencia de habilitación de los centros de distribución se mantiene la programación.

Así para fines de este año 2009 se prevé terminar los centros de distribución de los barrios 2 de Abril y Guadalupe y el Cono Sur para el primer trimestre de 2010.

No todos los barrios reciben con fluidez el servicio porque, por ejemplo, todo el sector que está fuera de la Circunvalación – donde están los barrios 12 de Octubre, La Colonia y San Juan- todavía tienen muy baja calidad de servicio pese a que ya cuentan con redes de distribución.

Es que los beneficios todavía no han llegado ya que en esa zona va a depender del funcionamiento del centro de distribución del Cono Sur que, en la secuencia de obras, será el último que entre en funcionamiento.

La distribución

Uno de los aspectos importantes del nuevo complejo tiene que ver con los sistemas de distribución que en su conjunto tendrán una capacidad de almacenamiento de 18.500.000 litros del vital líquido.

En algunos casos, se trata de infraestructura existente en la que se prevén ampliaciones y en otros se trata de instalaciones nuevas.

Al sur del riacho Formosa uno de los centros de distribución será el del barrio 2 de Abril. Se trata de una infraestructura existente, actualmente en funcionamiento, a la que se le amplia su capacidad de reserva con la construcción de una cisterna de 750.000 litros, que sumada a la existente, juntas alcanzarán 1.000.000 de litros. Forma parte de estas instalaciones un tanque elevado de 650.000 litros.

En la misma zona se sitúa el centro del barrio Guadalupe, que al igual que el anterior, se trata de una infraestructura existente, a la que se le ampliará su reserva. En este caso, se construye una cisterna de 1.000.000 litros que, sumada a la existente, alcanzará los 2.000.000 de litros. Forma parte de estas instalaciones un tanque elevado de 650.000 litros.

También se encuentra proyectado el centro de distribución del barrio Conosur. En este caso, se trata de una instalación completamente nueva. En ella se prevé la construcción de un tanque elevado de 500.000 litros y una cisterna de 3.000.000 litros.

Este ramal del acueducto de agua tratada recorrerá la avenida de circunvalación "Gendarmería Nacional", con el agregado de una estación de bombeo para alimentar una cañería de 500 milímetros que se dirigirá a futuro hacia el oeste.

Se extenderá hacia el barrio Sagrado Corazón de María, y en esa zona el Instituto Provincial de la Vivienda tiene previsto, dentro de su plan de construcciones, un importante complejo habitacional de unas 6.500 viviendas en un sector urbano denominado "La Nueva Formosa".

Esta acción sistémica del Gobierno provincial, entre el servicio de agua potable y los complejos habitacionales a futuro, más la optimización de los centros de distribución habilitados, permitirá el reaseguro del vital servicio en todo ese sector de la ciudad.

En el centro

Otra obra es el centro de distribución del Centro que funciona en las instalaciones de lo que hoy es la planta potabilizadora tradicional que dispone de un tanque elevado de 1.000.000 de litros y una capacidad de cisterna de 5.000.000 de litros. Debido a que se trata del centro de distribución más importante del futuro sistema, su reserva se amplia con la construcción de una cisterna de 2.500.000 litros.

A las cuatro obras antes señaladas se les sumarán las que estarán situadas al norte del riacho Formosa, tal es el caso del centro de distribución del barrio El Porvenir.

Se trata de una instalación totalmente nueva, consistente en una cisterna de 1.000.000 litros y un tanque elevado de 500.000 litros.

Otro centro de distribución será el del barrio 20 de Junio, que al igual que el antes descripto, será de una instalación nueva, con una cisterna de 1.000.000 litros y un tanque elevado de 500.000 litros.

Finalmente, se cuenta con el centro de distribución del barrio Eva Perón que funciona en las actuales instalaciones de la planta potabilizadora del mismo nombre cuya capacidad se amplia con una cisterna de 1.500.000 litros para llegar a los 3.000.000 de litros de capacidad, y la construcción de un tanque elevado de 500.000 litros.

Una vez habilitada con todos los centros de distribución, la nueva planta de agua potable tendrá una capacidad de producción diaria de casi 150 millones de litros, es decir, un 133% más respecto al actual volumen.

Este proyecto surgió a partir de que esta ciudad, que cuenta con unos 250 mil habitantes, tiene como principal déficit en materia de servicios públicos la provisión de agua potable, porque cuenta con una planta potabilizadora que tiene más de medio siglo de antigüedad, tiempo en el cual el crecimiento en número de habitantes y extensión de esta capital ha sido más que importante y, por consiguiente, hace resentir el servicio.

Frente a este déficit se ideó esta gran obra, que cubrirá la demanda de agua potable de la ciudad para los próximos 30 años, y no solamente se estará aumentando en un 166% la capacidad de producción y un 133% en la capacidad de reserva de agua, sino que se ampliará toda la red de distribución a través de acueductos de alimentación aparte de optimizarse los centros de distribución como los del Guadalupe, Eva Perón y 2 de Abril.

Comentá la nota