La fumigación aérea no fue autorizada por el Gobierno Provincial, explicó el Intendente Marsó.

El Presidente Municipal Hugo Marsó durante la charla informativa sobre control y prevención del dengue destinada a representantes de instituciones intermedias expresó, que si bien desde el Ejecutivo se hicieron contactos y gestiones para llevar a cabo la realización de la fumigación área, la misma no fue autorizada por autoridades provinciales, ya que de acuerdo a sugerencias la misma no es conveniente porque podría generar resistencia del mosquito hacia el veneno.
En este sentido, anunció la compra de mochilas de fumigación terrestre para el control del vector del dengue que serán utilizadas en paseos públicos y terrenos privados, una tarea que fortalece el trabajo que se viene realizando en la ciudad para combatir esta epidemia. "Estamos ante una situación difícil, porque a los problemas diarios le sumamos el brote de dengue; circunstancia que puede agravarse además con la llegada de turistas en Semana Santa. Por esto es que los convocamos para comentarles que desde el Municipio iniciamos acciones concretas de concientización como fue la "descacharrización" que tuvo una muy buena respuesta de la población, la utilización de larvicidas en el cementerio y en estos días promotores capacitados en prevención del dengue recorren la ciudad llevando información y asesorando al dueño de casa de la limpieza de recipientes para la eliminación de posible criaderos", expresó Marsó La charla, realizada en el salón de la Parroquia Santos Justo y Pastor, estuvo a cargo del Dr. Alberto Irigoytía, Jefe de Epidemiología Departamental; el Dr. Marcelo Rojo, Responsable del Área de Zoonosis y Sergio Mezquita, Jefe de Policía e Inspección Municipal quienes brindaron hicieron un desarrollo de la a modo de guía para prevenir el contagio del dengue, reafirmando que no existe vacuna alguna sino que la prevención es el único remedio. "No debemos esperar que todo se haga desde el Estado o que vengan de la Municipalidad a fumigar porque no es la única solución, en este tipo de casos es fundamental crear un frente común ante el mosquito, transmitir y poner en alerta a la población para evitar la propagación de la epidemia", remarcaron los panelistas. Los profesionales respondieron preguntas del público que permitió esclarecer algunos conceptos respecto de formas de contagio, síntomas de la enfermedad; el uso de repelentes y que pasa con el agua estancada en las alcantarillas. Al respecto de esto último precisaron "el Aedes es de tipo domiciliario y de agua limpia, por lo que en alcantarillas, zanjas, cordones cunetas o piletas de decantación no se dan las condiciones para que viva el mosquito".

Comentá la nota