Fujimori juzgado por corrupto

Su abogado alegó que el ex mandatario devolvió el dinero que ilegalmente le entregó a su entonces mano derecha, Vladimiro Montesinos (15 millones de dólares). Pero no dijo de dónde sacó los fondos. El tribunal programó la sentencia para el viernes.
El ex dictador peruano Alberto Fujimori (1990-2000) volvió a comparecer ayer ante los tribunales. Esta vez, Fujimori, que en abril pasado fue condenado a 25 años de prisión por violaciones a los derechos humanos, se sentó en el banquillo de los acusados para responder por cargos de corrupción. La acusación es por haberle entregado a Vladimiro Montesinos, su brazo derecho y jefe de los servicios de inteligencia durante su gobierno, 15 millones de dólares de fondos desviados del Ministerio de Defensa. Ante la contundencia de la acusación fiscal, Fujimori aceptó los cargos de corrupción, pero expresó su desacuerdo con la pena de ocho años solicitada por el fiscal Avelino Guillén. Su abogado, César Nakazaki, alegó que Fujimori devolvió al Tesoro Público el dinero que ilegalmente le entregó a Montesinos, lo que, señaló, libera de culpa a su cliente. El fiscal Guillén aclaró que la devolución del dinero no borra el delito cometido. Durante su acusación, Guillén sostuvo que los 15 millones de dólares devueltos por Fujimori no son los mismos que antes le había entregado a Montesinos y exigió que el ex presidente explique de dónde sacó los fondos para reponerlos, algo que Fujimori no ha hecho.

Con la admisión de los cargos planteados por la fiscalía, Fujimori evita un proceso penal en el que se iba a exhibir ante todo el país –el juicio es televisado– el manejo corrupto de su gobierno. Sin embargo, la aceptación de los cargos de corrupción tampoco lo deja bien parado. El tribunal ha programado la lectura de la sentencia para este viernes. Fujimori ya tiene una condena de 25 años por delitos de lesa humanidad y otra de seis años por el allanamiento ilegal a la casa de Montesinos para apoderarse de documentos y videos que lo comprometían en hechos de corrupción. En el Perú las penas no se acumulan. A Fujimori, de 70 años y preso en un cuartel policial desde septiembre de 2007, se lo vio cansado. Durante buena parte de las cuatro horas que duró la audiencia judicial de ayer se quedó dormido. El abogado de Fujimori señaló que su cliente sufre de problemas cardíacos y pidió un examen médico. Esto podría retrasar uno días la lectura de la sentencia. Luego de este proceso, Fujimori deberá enfrentar un cuarto y último juicio, por el soborno a congresistas opositores para que apoyen a su gobierno.

La historia de los 15 millones de dólares entregados por Fujimori a Montesinos comenzó en los últimos días de su régimen. El 12 de septiembre del año 2000 el país quedó conmocionado cuando salió a la luz un video en el que se veía a Montesinos comprando por ese monto el apoyo de un congresista opositor, Alberto Kouri. La revelación de la cinta fue un golpe mortal para el gobierno, que dos meses antes había iniciado su tercer período. El 16 de septiembre Fujimori acortó su mandato de cinco años y convocó a elecciones para abril del año siguiente. Montesinos, el segundo hombre más poderoso del régimen, se acuarteló en el Servicio de Inteligencia y desde ahí negoció su salida con Fujimori. La negociación terminó con la entrega de los 15 millones de dólares a Montesinos el 22 de septiembre. Al día siguiente, éste se fugó a Panamá. Para entregarle los 15 millones de dólares a Montesinos, Fujimori emitió un decreto de urgencia destinando fondos del Ministerio de Defensa para una operación militar que debía controlar una supuesta infiltración de las FARC. La infiltración guerrillera y el operativo militar eran una farsa para justificar la salida del dinero. Montesinos depositó el dinero en Suiza.

El 31 de octubre, la fiscalía suiza descubrió las cuentas de Montesinos con 48 millones de dólares. Dos días después, con las evidencias acosándolo, Fujimori decidió devolver el dinero: llamó a Palacio de Gobierno a su ministro de Defensa, el general Carlos Bergamino, a quien le entregó cuatro maletines con los 15 millones en efectivo. El 23 de noviembre renunció a la presidencia desde Japón.

Este caso pone en evidencia el manejo sin ningún control de los recursos públicos por parte de Fujimori. El congresista fujimorista Carlos Raffo ha dado una explicación sobre este hecho que es reveladora de cómo se manejaban las cosas en ese gobierno. "La entrega de los 15 millones de dólares a Montesinos fue una medida excepcional del gobierno para evitar un golpe de Estado. Montesinos había chantajeado a Fujimori con dar un golpe y por eso se aceptó su requerimiento de los millones. Aquí no hay delito", señaló Raffo a la salida de la audiencia judicial. No hay cifras precisas sobre la magnitud de la corrupción durante los diez años de gobierno de Fujimori, pero la Procuraduría Anticorrupción calcula que lo robado al Estado por el gobierno llega a los dos mil millones de dólares.

Comentá la nota