Fujimori enfrenta un nuevo proceso judicial

Este lunes, el ex presidente de Perú se sentará en el banquillo de los acusados de pagarle 15 millones de dólares a Vladimiro Montesinos para que abandonara su gobierno luego de que estallara un escándalo de corrupción.
El ex presidente peruano Alberto Fujimori enfrentará este lunes nuevamente un juicio por supuestas irregularidades cometidas durante su gestión al frente del Ejecutivo. Esta vez se lo acusa de cometer los delitos de peculado y falsedad ideológica por pagarle 15 millones de dólares a Vladimiro Montesinos para que se aleje de su gobierno.

La Fiscalía pide ocho años de cárcel, más una reparación civil de dos millones de soles (unos 670.000 dólares). Además, asegura que los documentos y los testimonios contra Fujimori son irrefutables.

Por su parte, la defensa del ex mandatario buscará despegar a su cliente de todos los cargos. El abogado César Nakazaki alegará inocencia con el argumento de que el dinero, sacado del presupuesto de defensa, fue devuelto a las arcas públicas.

Fujimori aparece como firmante de los documentos respectivos y los otros participantes en esa operación, los entonces presidente del Consejo de Ministros, Federico Salas, y ministros de Defensa, Carlos Bergamino, y de Economía, Carlos Boloña, lo señalan como quien planeó toda la operación.

Sin embargo, no está claro de dónde sacó el entonces presidente el dinero con el que después restituyó los 15 millones de dólares que había utilizado bajo el disfraz de compras militares.

Según la Fiscalía, Fujimori le habría dado ese dinero en el 2000 a su polémico asesor para que abandonara el gobierno luego de que estallara un escándalo de corrupción. Este hecho propulsó la caída de su gobierno.

El nuevo juicio a Fujimori estará a cargo del mismo tribunal que lo sentenció a 25 años de cárcel por 25 asesinatos. Pero esta vez no estará el juez Hugo Príncipe Trujillo, contra quien prosperó una recusación interpuesta por Nakazaki.

Como en esa oportunidad, el juicio se desarrollará en una sala de audiencias del cuartel de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía, donde Fujimori se encuentra preso desde hace casi 2 años.

Las penas en el Perú no son acumulables, por lo que sólo pagará la mayor que se le aplique. Como la condena de 25 años se encuentra en apelación, por ahora sólo cumple una de seis años, la única firme hasta el momento.

Comentá la nota