Fuimos tan buenos amigos

Hugo Dessal no es un improvisado en el ámbito sindical de los bancarios. Fue delegado de base y miembro de la comisión gremial interna. El propio Juan José Zanola lo había nombrado secretario de administración de La Bancaria, y también lo expulsó del gremio. En las últimas semanas irrumpió en los medios de comunicación cuestionando el accionar de su ex jefe y amigo.
Noticias & Protagonistas: ¿Usted recién se inicia en la actividad gremial o tiene una historia detrás?

Hugo Dessal: Tengo una historia que se inicia en 1984, no soy un improvisado. Y con respecto al tema de los medicamentos, somos un equipo que viene trabajando desde hace años, tratando de juntar pruebas y sacarlas a la luz a pesar, incluso, del miedo.

N&P: ¿Cómo pueden establecer ustedes, frente a una enfermedad difícil como el cáncer, con tratamientos tan agresivos, que los medicamentos no cumplen su función, cuando recién hace apenas cinco años, y para determinados casos, existe una línea de contención o cura del proceso cancerígeno?

H.D: Nosotros no indicamos cuál remedio está bien o cuál está adulterado o vencido. De saberlo, lo hubiésemos presentado como prueba concreta. Lo que teníamos eran los dichos de médicos, enfermeras, pacientes y familiares que nos comentaban que algo raro sucedía. Había gente que abría los comprimidos y no contenían nada adentro, o que los mandaba a analizar y tenían talco. Comprobar que se proporciona una medicina adulterada es muy difícil; hay que sorprenderlo en el momento en que se lo están dando al paciente. Pero que hubo medicinas vencidas y robadas, está probado hace mucho.

N&P: Usted está ubicado en medio de una disputa de poder, ¿es correcto? Usted les pidió a sus compañeros que dejaran de lado a Zanola y presentaran una lista única.

H.D: No lo niego, pero quisiera explicar en qué contexto lo hice. Zanola y un grupo de periodistas me querían llevar al terreno electoral y yo me negaba, porque no era candidato. Para mí no era un tema electoral, sino de vida. Cuando le pedí una reflexión al resto de la disidencia fue porque realmente creo que hay que sacar a Zanola, porque no todo el organismo está manchado. Y es necesario unirse en una lista única, porque estando divididos es imposible rescatar al gremio de la situación en que está.

N&P: ¿Cuál era su tarea como secretario administrativo del gremio? ¿Administraba los pagos?

H.D: Sí, por supuesto.

N&P: O sea que usted era una persona muy próxima a Zanola… Porque imagino que él no aceptaría que cualquiera le manejara la chequera.

H.D: Yo no le manejaba la chequera, sino algunos papeles, la mayoría. Otros los hacía andar por otras vías. No tengo inconveniente en hablar de cualquier tema, pero en este momento me interesa el dolor humano. Cuando todo esto salga a la luz, me pongo a disposición de cualquiera, pero ahora no quiero desviar la atención.

N&P: Llaman precisamente la atención las condenas mediáticas tan contundentes. Por eso es muy importante su apreciación y versión del tema. Con su experiencia gremial, no puede ignorar el componente político que hay detrás de toda esta cuestión.

HD: Sí, claro que lo tiene. Pero tampoco desconozco que no fue denunciado ahora, sino que viene desde los años 2003 y 2004.

N&P: ¿Denunciado ante la justicia?

HD: Calculo que se habrá denunciado en tiempo y en forma, no lo sé. Indudablemente que es mucho más poderosa la condena en la prensa que en la justicia, que es más lenta. El tema lo han tomado los medios de una forma que hoy ya no se puede detener.

N&P: Usted admite que fueron a hablar con Héctor Capaccioli, ex Superintendente de Servicios de Salud, hombre de Alberto Fernández. Y además Néstor Lorenzo, principal imputado en la mafia de los medicamentos adulterados, tiene también con Fernández una íntima vinculación. Fernández es parte también del escándalo del Hospital Francés, y fue, digamos, una de las dos espadas principales del ex presidente Kirchner y también de la gestión de Cristina Fernández.

H.D: Por eso nosotros decimos que no queremos terminar igual que el Francés. Si me permite, le leo un párrafo y luego le digo la fecha y quién lo escribe: "… en tal oportunidad el sr. Presidente afirma que todos los compradores retiran y controlan en San Javier y los remiten a la obra social bancaria que actúa como depositaria en sus heladeras; siendo pertinente asentar que la droguería, no ha presentado de acuerdo al informe del INAME, documentación alguna que acredite limitación de los depósitos en la sede bancaria. Que de acuerdo a lo anunciado por el presidente, se infiere que se estaría utilizando un depósito que se encuentra autorizado debidamente por autoridad sanitaria, desconociéndose si reúne los requisitos correspondientes".

Este es un informe de la ANMAT que se hizo público el 20 de agosto de 2008. Mire si Zanola puede negar, como lo hace, que se usaban las heladeras, o que no había depósitos en el gremio.

N&P: Usted está en medio de una cruzada y su premio mayor sería la caída de Zanola.

HD: No, el premio mayor mío va a ser la recuperación de la obra social de los afiliados.

N&P: Eso será posterior y si usted participa, pero si no cae Zanola y se produce un cambio de poder, nada de eso es posible. Si él gana las elecciones, no se podrá cambiar nada.

H.D: No lo comparto; de hecho ya hay cosas que se están cambiando. Zanola se tiene que correr, nada más.

N&P: ¿Usted tenía una relación personal, familiar, de amistad con Juan José Zanola y con su señora?

H.D: No tengo problema en aclarar esto. Sí, comí con Zanola y su mujer, no reniego de nada.

N&P: Preocupa también que Graciela Ocaña, siendo ministra del área Salud, parece que no pudo hacer nada a su tiempo en referencia a esta mafia. Es curioso.

HD: Ocaña tendrá que defenderse ella. Lo que puedo decir es que empleados de la obra social fueron a verla, le llevaron muestras, ella las mandó a analizar y que desde allí, con una resolución que comprobó que era medicación con agua y que los troqueles eran truchos, todo esto salió a la luz.

N&P: Todos hablan de Zanola, en medio de una pelea política gremial, pero no se habla del ANMAT, del Ministerio de Salud, de Alberto Fernández ni de Cappacioli. Hay mucha gente grande de la política escondida y muy cómoda.

H.D: Hay otro tema más: los cheques aportados para la campaña. Dinero para la Presidenta y dinero para Julio Cobos también, que está muy cómodo sentado a un costado como si no hubiese tenido nada que ver con los fondos y no hubiese sabido nada de esto.

Comentá la nota