"Las fuerzas políticas y sociales buscan la legitimidad en la Iglesia católica"

Marta Vassallo, escritora e investigadora, visitó Mendoza para dar la charla La Nación Laica que Nunca Supimos Concebir. Indicó que la institución religiosa siempre estuvo vinculada a los golpes militares y que ahora está resurgiendo.
El papel que históricamente ha tenido la Iglesia católica en la conformación de nuestra Nación es públicamente conocido. Pero, a pesar del desprestigio que ha sufrido la institución en los últimos años, Marta Vassallo, escritora e investigadora, indicó que las fuerzas políticas y sociales todavía buscan su legitimidad. Además, vinculó al clero a los golpes militares que derrocaron a diferentes gobiernos.

En el libro En nombre de la vida (Católicas por el derecho a decidir) trató el tema del resurgimiento de las religiones en el siglo XX y cómo afecta esto al mundo occidental. "La Iglesia considera fundamentalismo a las conductas del Islam, pero ella hace lo mismo desde los tiempos de la colonización", comentó a El Sol.

Las escritora explicó que el Estado laico se planteó desde un principio en la conformación de la Nación y era uno de los objetivos pendientes en 1810. Pero, indicó, la historia demostró una situación sinuosa y contradictoria que acentúa el laicismo pero regresa a otras concepciones católicas.

"Una cuestión clave es cómo las fuerzas políticas y sociales tienen muy arraigada la tendencia de buscar la legitimidad en la Iglesia, independiente de la fe o la creencia de las personas. Hay como un afianzamiento y aceptación del rol de árbitro de la Iglesia católica en determinados momentos", describió la investigadora.

"Un elemento ineludible para que se afianzara la Iglesia fue la caída de los regímenes comunistas que difundieron el ateísmo y perseguían las prácticas religiosas. Por otro lado, la religión estaba llamada a desaparecer en la medida en que los grandes interrogantes de la humanidad fueran encontrando respuestas en la ciencia. Pero como nada de eso pasó, hay un resurgimiento de la religión, que la reposicionó en el mundo actual", aclaró.

El catolicismo es, para Vassallo, intransigente en algunos temas como la denominada cultura de la muerte, es decir, la eutanasia y el aborto. Y manifestó que esta nunca había tenido tanta rigidez en cuanto al aborto.

Por otro lado, agregó que durante el siglo XX se avanzó en el respeto a la libertad de culto pero no en la igualdad, porque el catolicismo tiene un privilegio que se fundamenta en razones históricas y culturales. Antes se pensaba que la diversidad de religiones favorecería la democracia y el laicismo, pero, a medida que tomaban protagonismo, se aunaron en defensa de principios comunes.

"Es indudable la influencia que tiene en la sociedad, es difícil poner límites. Habría que cambiar muchas conductas de las fuerzas políticas y sociales que, por razones de oportunismo o pragmatismo, mantienen la imagen de árbitro para la Iglesia católica".

El sábado, Cristina Kirchner y su par de Chile, Michelle Bachelet, se encontraron con el papa Benedicto XVI para conmemorar los 25 años de la firma del tratado de paz entre Argentina y Chile en 1984, después de que Juan Pablo II y su enviado, Antonio Samoré, en 1979, mediaran entre ambos países. Esto es un ejemplo del protagonismo que tiene la Iglesia en determinados asuntos.

"El Tedeum en las fiestas patrias es la relación entre una religión con una identidad nacional. Se configuraron sociedades desde la colonización para conservar la firmeza de sus principios", añadió.los gobiernos y la iglesia. La autora indicó que históricamente la Iglesia y los gobiernos tuvieron vínculos muy grandes. Aclaró que Juan Perón comenzó apoyado por la institución porque invocaba la doctrina social de la Iglesia, pero rompió su relación cuando el líder del justicialismo la quiso subordinar al Estado. También señaló que Eva Duarte de Perón "le quitó la clientela a la Iglesia", ya que ella les daba respuesta a derechos sociales, "y no como caridad".

Durante las presidencias de Néstor Kirchner y su esposa, la relación con la institución religiosa está llena de fricciones gracias a los juicios a los militares acusados de genocidio, a la presencia del ex ministro de salud de la Nación Ginés González García, quien apoyaba el aborto, la normativa internacional contra la discriminación a los derechos de la mujer por ser una puerta abierta al aborto legal, "y ahora se opone a la ley de educación sexual y al matrimonio entre personas del mismo sexo".

"Ayudó mucho la gestión de Ginés García y ahora hay un retroceso. Lo importante es que quieren que las leyes se adecuen a los principios religiosos y los presentan como universales de un orden natural y no como los de quien impone una forma de la fe, sino como si fueran los custodios de una moral que no se puede poner en duda sin arriesgar una catástrofe social", aseguró Vassallo.

Por último, agregó que la Iglesia católica estuvo vinculada con los golpes militares de 1930, 1943, 1955, 1966 y 1976.

Comentá la nota