Fuerza Republicana insiste como necesidad integrar un CAM

El legislador José Luis Bussi consideró que es oportuno avanzar con la sanción de una norma que ordene la integración de un Consejo Asesor de la Magistratura, sin representantes del Ejecutivo.
Frente a la crisis institucional desatada por el fallo que le puso freno al mecanismo dispuesto por el oficialismo para la designación de jueces interinos, el legislador por Fuerza Republicana (FR) José Luis Bussi insistió con la necesidad de sancionar una norma que establezca la conformación de un Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) como método para la selección de postulantes a la Justicia.

Como aspectos más relevantes, la propuesta del bloque republicano, que también integra Ricardo Bussi, establece que dicho órgano no contará con representantes del Poder Ejecutivo y que las decisiones por éste adoptadas tendrán carácter vinculante; es decir: el Gobierno deberá elegir de las ternas propuestas por el CAM los candidatos a jueces.

Además, prevé la realización de concursos públicos de antecedentes y oposición entre los aspirantes a ocupar cargos vacantes en el Poder Judicial, algo que la malograda Ley de Subrogancias no contemplaba, puesto que dejaba en manos de los poderes políticos la selección de los magistrados interinos.

Entre otras atribuciones, el modelo de CAM propuesto por FR podrá "crear, organizar y dirigir la Escuela Judicial, que establecerá métodos teóricos, prácticos e interdisciplinarios de preparación, motivación y perfeccionamiento para el acceso y ejercicio de las funciones judiciales".

Según José Luis Bussi, de aprobarse, esa ley permitiría la puesta en marcha mecanismo "que garantice la idoneidad de los jueces, la transparencia en el proceso de designación y la independencia del Poder Judicial" y que "asegure los extremos necesarios para evitar el choque de poderes".

El dirigente opositor aseveró que "dadas las acechanzas que asoman sobre las instituciones provinciales, con amenazas de intervención federal mediante, por parte de los inescrupulosos de siempre", la iniciativa de FR "recobra virtualidad".

Integración del CAM

La propuesta de los hermanos Bussi establece que el CAM se conformará con nueve miembros: tres representantes elegidos por la Legislatura; tres miembros del Poder Judicial, uno de los cuales deberá ser vocal de la Corte Suprema de Justicia y tres abogados de la matrícula.

Por otro lado, prevé que los miembros del CAM, a excepción del representante de la Corte Suprema de Justicia, permanecerán en sus cargos durante cuatro años, mientras dure su buena conducta.

Además, aclara que el CAM se renovará en forma parcial cada bienio, por lo que, una vez constituido, se sortearán por estamento los miembros que deban cesar en el primer período.

El proceso de selección

El mecanismo de designación propuesto por los republicanos fija que los interesados que reúnan los requisitos establecidos por la Constitución para ocupar cargos judiciales deberán presentar su solicitud ante el CAM.

Cuando se produzca una vacante, según contempla el proyecto del bussismo, "el CAM convocará de inmediato a un examen público de antecedentes y oposición entre los postulantes" y agrega que una vez realizada la prueba escrita, el CAM evaluará los antecedentes y la actividad profesional cumplida por los aspirantes".

También establece que el Consejo "entrevistará personalmente a cada uno de los concursantes con la finalidad de apreciar su idoneidad, solvencia moral, equilibrio, madurez, conocimiento de la realidad, sentido común, coherencia, creatividad, independencia de criterio, imparcialidad, equidad, apego al trabajo, capacidad de liderazgo, vocación de servicio, compromiso con el cambio, con los intereses de la comunidad y el respeto por las instituciones democráticas". Luego, el órgano contará con treinta días corridos para emitir decisión acerca de la integración de la terna, que para ser vinculante deberá ser avalada con el voto de los tercios de los consejeros titulares presentes.

Cumplido ese procedimiento CAM elevará, en un plazo de cinco días, al Poder Ejecutivo, la terna vinculante de postulantes, con los antecedentes respectivos, para que éste elija de la misma a los candidatos, cuyos pliegos, en definitiva, deberán ser aprobados o rechazados por la Legislatura.

Comentá la nota