Las fuertes tormentas dejaron varios barrios anegados y hubo 35 evacuados

Las fuertes tormentas desatadas la noche del domingo y madrugada del lunes, sumado a las ráfagas de viento, provocaron destrozos en la sede del Pami, caída de árboles y barrios anegados. Las zonas más comprometidas fueron capital, Tafi Viejo y Las Talitas. El desborde del canal Norte provocó inconvenientes.
Según el gobernador Alperovich, el Plan Pre Lluvias ha mostrado sus resultados.

Una jornada agobiante de calor, con una humedad asfixiante, terminó con tormentas fortísimas y una cantidad de agua caída más que importante, 40 milímetros en tan solo pocas horas. Desde Defensa Civil explicaron que en canal Norte el agua superó los niveles promedio, motivo por el cual, varios barrios quedaron anegados en el lugar, aunque sin evacuados.

"Sí hubo evacuados en Tafi Viejo, cerca de 35 personas. La tormenta comenzó cerca de las 23 horas y son 40 milímetros de agua las que cayeron, aproximadamente. Varios árboles caídos, uno de gran porte en el parque Avellaneda. En Castro Barros y Francisco de Aguirre hubo mucha agua e, incluso, ingresó a las viviendas. Y en lo que es capital, el Barrio San Ramón fue uno de los lugares más perjudicados", explicó el director de Defensa Civil, Fernando Torres.

Tal fue la intensidad del fenómeno climatológico, que la sede local del Pami quedó con el salón de atención al público inhabilitado, por la caída del cielorraso. Según informó el titular de la obra social, los empleados de Defensa Civil respondieron rápidamente al pedido de auxilio, teniendo en cuenta que quienes concurren a esa dependencia, son abuelos.

Por su parte el gobernador José Alperovich dijo que las inundaciones fueron menores y muchas menos que años anteriores, teniendo en cuenta las obras ejecutadas durante este año en el marco del Plan Pre Lluvia. "Lo preocupante es cuando llueve mucho en poco tiempo, pero se han visto los resultados del Plan Pre Lluvia", dijo

Comentá la nota