Fuertes señales en el PJ para el regreso de Tierno

Elecciones: la fecha de la interna partidaria es el 4 de octubre. Un dato que ya no tiene relevancia, por ahora, que todos hablan de unidad. Pero por lo bajo algunos dirigentes hablaron de la débil imagen política de Jorge, que aparece al margen de los hechos trascendentes partidarios.
Algunos con frases rebuscadas y otros con algunas puteadas (que siempre relajan), los dirigentes justicialistas eligieron hablar de unidad. Mientras el ex gobernador Rubén Marín redondea su movida, la respuesta al ofrecimiento del ex gobernador Carlos Verna, todo indica que el Consejo Provincial del PJ tenderá puentes al ex intendente Juan Carlos Tierno y al sector de "Atu" Balent para que vuelvan al PJ.

En la reunión del Consejo Provincial partidario "estuvieron todos". Jorge Tebes, Juan Ramón Garay, Oscar Pepa, Rodolfo Iturrioz, Roberto Robledo, Lucas Ovejero y Martín Borthiry fueron quienes representaron a la Plural.

Garay eligió una frase fuerte para explicar la movida del ex gobernador Verna: "Las bases nos están pidiendo a los dirigentes que nos dejemos de joder". Agregó que "en el Congreso, según del lado que se ubicaban, algunos hablaban de soberbia y otros de rencor y odio. Hablar de consenso parecía estar cada vez más lejos. Alguien tenía que interpretar y Verna lo hizo perfectamente. Dio un gesto, que también se lo solicitaban en el Congreso. Ese gesto fue genuino y respetando los valores del peronismo: primero el movimiento y después los hombres".

A la hora de hablar sobre la debilidad del Gobierno Provincial Garay dijo que "es una lectura equivocada, porque si el peronismo está fuerte lo mejor es tener un partido que lo defienda".

El Consejo Provincial estableció el cronograma electoral interno: el 14 de agosto se cierran los padrones. Y el 4 de septiembre es el cierre de listas y el 4 de octubre es la fecha de elección.

Borthiry habló de "reafiliación"

El intendente de Ataliva Roca y referente de la Línea Plural, Martín Borthiry, en diálogo con la prensa dio a conocer las alternativas que manejó el Consejo Provincial con quienes se fueron. "Se tienen que reafiliar. Nadie habló de sanciones", dijo.

De esta manera se devela uno de los objetivos de la movida de Verna: Marín sería el puente para los 25.000 votos que sacó Juan Carlos Tierno y los 12.000 del sector de "Atu" Balent. La vuelta de estos sectores sería facilitada, y ahora resta que Tierno y Balent muevan las fichas.

Este es el análisis y las impresiones del intendente Borthiry del ofrecimiento de Verna a Marín:

- ¿Aceptarán condicionamientos de la aceptación de Marín?

- Acá nada estuvo armado. Hubo un congreso, Verna tuvo un gesto inmenso, un gesto de grandeza, creo que privilegió el partido por encima de los hombres, y si estamos hablando de unidad significa diálogo, consenso, llegar a acuerdos.

El que venga con condicionamientos se equivoca porque no es diálogo, no es consenso. Hablar el futuro del partido de cara a los próximos años.

- La unidad les abre las puertas a los que se fueron del partido.

- Los que se fueron, se fueron del partido. A los que participaron en otros partidos se les cayó la afiliación. Lo que pueden hacer es afiliarse nuevamente. Lo que pasa es que cuando uno se afilia tiene que tener seis meses para ocupar un cargo. Arranca de cero.

- Pero entonces tienen que volver...

- Lo que no vamos a aceptar es que haya amnistía. Cada uno sabe lo que tiene que hacer. Lo que yo quiero es que se cumpla con la Carta Orgánica.

- En otras oportunidades se pidieron sanciones a los que se habían ido. Esta vez no hubo nada.

- Yo no planteé sanciones. Quedan afuera porque se cae la afiliación. Por lo tanto lo que pueden hacer es afiliarse.

- ¿Dentro de la Línea Plural la propuesta de Verna a Marín para la presidencia tendrá un debate interno?

- Nosotros creemos que cuando se habla de unidad, consenso, respeto mutuo, para lograr una lista de unidad... Cada una de las líneas resolverá sobre su mejor gente.

Nosotros lo aceptamos, un gesto de unidad.

- En la presentación Verna hizo una inflexión hacia quienes compartieron su línea interna. ¿Cómo le cayó la oferta a Marín, contra quien la Plural confrontó tanto?

- Desde lo personal nos sorprendimos. Veíamos como que no iba a hablar. Y quedamos sorprendidos. Creo que más allá de que no hablé con todos los compañeros para ver si están de acuerdo, con los que hablé lo ven bien, lo ven positivo. Esto descomprime muchas situaciones. Lo más importante es que hemos podido confrontar dentro del partido. Ahora se trata de dialogar en el partido. Esto no quiere decir que vayan a dejar de existir las líneas internas. Vamos a seguir siendo la Plural, y estoy orgulloso. Lo compañeros de Convergencia seguirán en su línea.

Estamos hablando del partido, no estamos hablando de candidatos para confrontar con otros partidos.

- ¿En el propio congreso no hubo un análisis de la elección?

- Sí, se habló. Se planteó cuáles fueron las situaciones. Hubo compañeros que vinieron a plantear este tema cuando no se los vio trabajar en la campaña, lo que desacredita un poco. El partido viene sufriendo algunas situaciones. Y sabemos que nosotros tenemos los remedios de esta situación.

Tenemos una responsabilidad más allá de ser dirigentes, de privilegiar el partido. Tenemos que ser lo suficientemente honestos de decir que algunas cosas se hicieron mal. Y pueden andar bien si estamos unidos.

Para eso hace falta tiempo. El habló de poner cordura donde hay locura.

Y empezar a pensar que tenemos un movimiento para cuidarlo, sostenerlo.

- ¿Cuál es el rol de Verna en el partido con la presidencia de Marín?

- El dijo que era un simple militante. El va a aportar lo suyo. Es muy importante lo que aportó. Importantísimo. No es que sea suficiente. Creo que es una de las personas que más aportó. Hay que buscar el diálogo.

Comentá la nota