Fuertes pugnas en la fracturada CGT Jujuy

Tras la renuncia del secretario general Daniel Azcurra, varios dirigentes se ponen el traje. Para el martes próximo hay una nueva convocatoria. La postura frente al Gobierno provincial y el alineamiento nacional son las cuestiones que fragmentan a la central obrera.
La unidad lograda en la CGT Regional Jujuy en octubre del año pasado no soportó las tensiones políticas desatadas por las elecciones parlamentarias del 28 de junio.

El alineamiento del secretario general Daniel Azcurra con el opositor Frente Primero Jujuy fue, en realidad, el detonante de un proceso que dio por tierra con la unidad prendida de alfileres que habían logrado armar los sindicatos jujeños. Otras tensiones, relacionadas con la postura respecto del Gobierno provincial, parecen haber sido el mar de fondo de la fractura que hoy campea por el movimiento obrero de la provincia.

Tras la renuncia de Azcurra, el adjunto Juan Carlos Martínez logró juntar algunos compañeros y proclamarse sucesor, pero la felicidad del gastronómico duró muy poco; pronto ATSA y UPCN -sus viejos amigos- salieron a cuestionar la legitimidad de la designación afirmando que solo una minoría de las organizaciones lo apoyaron.

En un encuentro convocado para el martes próximo, habrá un nuevo intento por recomponer la unidad con incierto pronóstico por estas horas. Ahí medirán fuerzas los gremios del entorno del Gobierno –encabezados por Luis Cabana de UPCN-, el Frente de Gremios Estatales y los privados, varios de los cuales tienen una postura muy crítica con el oficialismo.

También tallará la cuestión nacional. Martínez, alineado con Luis Barrionuevo, no tiene muchas chances –dicen algunos dirigentes- porque el secretario general tiene que ser un hombre con llegada a Hugo Moyano y no de la oposición al camionero. Pero la cuestión es todavía más compleja: la central argentina ya vive una fuerte lucha interna por el pase de facturas tras la derrota K del 28 de junio con impredecibles consecuencias incluso para el otrora inconmovible Moyano.

Martínez, por las dudas, ya abrió el paraguas y declaró a la prensa que si bien pertenece a la organización que lidera Barrionuevo, comulga con el oficialismo cegetista.

Comentá la nota