Fuertes protestas de los agricultores en Francia

Unas 50.000 personas exigieron a Sarkozy un plan de ayuda
Miles de agricultores protestaron ayer en toda Francia y bloquearon el tráfico por dos horas en la emblemática avenida de los Campos Elíseos, en París, para exigir ayuda gubernamental por el desplome de los precios de los alimentos.

El principal sindicato de los agricultores, la Federación Nacional de Sindicatos de Explotadores Agrícolas (Fnsea), estimó que en las manifestaciones participaron unos 50.000 agricultores con más de 7000 tractores y 1000 animales en todo el país.

La depresión de los precios del sector lácteo ya había desatado protestas en toda Europa este año. Los campesinos dicen que un ajuste de los precios está afectando a la agricultura en su conjunto.

Las protestas de ayer, organizadas por la Fnsea y la organización Jóvenes Agricultores (JA), comenzaron de madrugada con las denominadas "operaciones caracol", en las que columnas de tractores obstruyeron la circulación en las arterias de la periferia de grandes ciudades.

Hubo caos de tráfico en autopistas de Toulouse, Poitiers, Metz, Calais y Nancy, pero la acción más espectacular se desarrolló en plenos Campos Elíseos de París, donde un centenar de agricultores con varios tractores interrumpieron la circulación.

Los tractores se concentraron a la altura del lujoso restaurante Fouquet´s, famoso por haber sido el lugar elegido por el presidente Nicolas Sarkozy para festejar con sus amigos íntimos su victoria en las elecciones de 2007.

Los agricultores prendieron fuego a enormes fardos de paja y neumáticos en la calzada. Un dirigente de JA explicó que la decisión de elegir ese lugar para la concentración fue que las demandas se dirigían directamente a Sarkozy, duramente criticado esta semana por la candidatura de su hijo Jean para presidir el mayor distrito de negocios de Francia.

"Señor Sarkozy, la agricultura se merece tanto como el sector bancario o la industria automotriz", señaló la Fnsea en su sitio web, en referencia a la ayuda ofrecida por el gobierno a los bancos y a las automotrices para enfrentar la crisis.

Ante las protestas, el ministro de Agricultura, Bruno Le Maire, adelantó que dentro de unos días presentará un plan global de apoyo a la agricultura, que incluirá recortes de impuestos.

Comentá la nota