Las fuertes lluvias con granizo siguen azotando el interior provincial

Este sábado le tocó a las localidades de Ulapes y Guandacol. En la primera, en el lapso de un par de horas, cayeron cerca de 100 milímetros de agua con piedra y trajo como consecuencia la evacuación de familias y la rotura de viviendas precarias. En la segunda, directamente cayó granizo en seco sumado a fuertes vientos que produjeron daños de consideración en fincas y viviendas de la zona.
Un informe enviado desde organismos del gobierno provincial destaca que este sábado en Ulapes llovió más de 100 milímetros, con granizo y fuerte viento. Hay cinco familias evacuadas en el polideportivo de la localidad y se produjeron algunos daños en viviendas precarias.

Autoridades comunales habían solicitado urgente apoyo a la provincia e informaron que explotaron algunos transformadores lo que provocó problemas en el servicio eléctrico. Técnicos y personal de Defensa Civil viajaron inmediatamente a realizar tareas de apoyo llevando elementos para paliar la emergencia.

Ademas, en Chepes cayeron 13 milímetros, en la zona rural del departamento Rosario Vera Peñaloza cayó 10 milímetros en Tello, 72 en Totoral, 22 en San Isidro 22, 45 en El Tala, 63 en El Cardón 63, 75 en Paso Viejo, 70 en La Botija, 4 en Chelco y 50 milímetros en Agua Blanca.

En Guandacol, por su parte, cayó granizo en seco con fuerte viento y se produjeron daños en algunas fincas y en viviendas.

Comentá la nota