Fuertes divisiones en la Rural y la CGT por el polémico revalúo.

Lisa salió al cruce de Echenique y un sector de la CGT le pegó a Sagripanti. Ruidosa marcha al Concejo.
El polémico revalúo inmobiliario dividió fuertemente las aguas tanto en la Sociedad Rural como en la CGT local.

Ayer, por ejemplo, un sector de la dirigencia ruralista salió a replicar al presidente de la Sociedad Rural, Julio Echenique, quien había defendido enfáticamente la zonificación dispuesta en el marco del aumento del inmobiliario urbano.

En rigor, el vicepresidente de la entidad ruralista, Pascual Lisa, dijo ayer a PUNTAL que las declaraciones de Echenique son a título personal y que él junto con otros dirigentes consideran que la suba en el inmobiliario es desmesurada.

También los dirigentes Sergio González y Marco Boni salieron a contestarle a Armando Sagripanti. “Coincidimos con la rezonificación porque porque con ella los que tienen más deben pagar más”, señalaron.

Anoche, se concretó una ruidosa protesta en contra del revalúo. Los manifestantes se concentraron frente al Palacio Municipal y de allí se dirigieron al Concejo Deliberante para entregar un petitorio.

“Echenique habló a título personal y no de la Sociedad Rural, porque la entidad no se ha reunido en lo que va de este mes. Lo de Julio es respetable pero no lo comparto”, dijo Lisa.

“No tengo nada personal contra Jure. Pero nosotros históricamente venimos pregonando la disminución del gasto público y una buena administración. Los créditos deben ser para hacer obras y no para pagar sueldos”, acotó.

“Por problemas de caja no se le puede aumentar un 300 por ciento a los contribuyentes porque al inmobiliario también lo grava la Provincia. Además, se va a contrapelo del mundo”, puntualizó.

“Éste es un aumento desmesurado y ha caído mal en la comunidad. La gente nos apoyó en la cruzada por la 125 y nosotros no podemos salir a avalar jamás una cosa así como entidad”, finalizó.

Echenique había dado su apoyo a la zonificación tributaria: “Estoy en un todo de acuerdo con la zonificación. Porque en función de ella los que viven en zonas periféricas no pagan y quienes residen en barrios residenciales abonan más”.

Por su parte, el titular de la CGT, Armando Sagripanti, había dicho: “No pueden cargar todo el peso impositivo en los bolsillos de los trabajadores que ganan 1.500 pesos. Siempre el hilo se corta por lo más delgado”.

Sin embargo, el sector moyanista le salió a contestar. “El aumento no está mal siempre y cuando vuelva en acción social, recursos médicos y en educación para los sectores más postergados como está establecido en el presupuesto municipal”, dijeron González y Boni en diálogo con PUNTAL.

“Es uno de los pilares de la clase obrera el concepto de que el que más tiene más debe pagar. En ese principio creemos que está fundamentado el revalúo del impuesto inmobiliario municipal”, acotaron.

“Lo que sí decimos es que tal vez estuvo mal implementado. Pero hay cosas que son claras: acá la Municipalidad no tiene recursos y es una locura pensar que esta gestión tiene la culpa. Más bien hay que mirar lo que hicieron los anteriores y cómo dejaron el Municipio”, finalizaron.

LAS DISCREPANCIAS

Qué dijo Echenique

“Estoy en un todo de acuerdo con la zonificación. Porque quienes residen en barrios residenciales abonan más”.

Qué dijo Sagripanti

“No pueden cargar todo el peso impositivo en los bolsillos de los trabajadores que ganan 1.500 pesos”.

Qué dice Lisa

“Por problemas de caja no se le puede aumentar un 300 por ciento a los contribuyentes”.

Qué dicen González y Boni

“El aumento no está mal siempre y cuando vuelva en acción social, recursos médicos y en educación”.

Comentá la nota