Fuertes cruces entre Escobar y la Policía

El secretario de Derechos Humanos del Municipio afirmó que los testigos "son falsos". El abogado de la fuerza aseguró que no se golpeó al funcionario.

Jesús Escobar y Gustavo Lucero brindaron en conferencia de prensa detalles de los incidentes ocurridos en la Comisaría Primera.

Las declaraciones cruzadas entre el secretario de Derechos Humanos de la Municipalidad, Jesús Escobar, y la Policía de la Provincia se intensificaron ayer a través de las conferencias de prensa que ofrecieron las partes en disputa. Mientras Escobar denunció que "la Policía miente", el abogado de la fuerza, Gustavo Lucero, aseguró que hasta tiene pruebas de civiles que vieron que "no se golpeó al funcionario".

A las 9, Lucero brindó una conferencia de prensa en la jefatura policial sin el acompañamiento del Jefe de la Policía, Juan Carlos Lepén, a quien excusó ya que estaba "cumpliendo otros compromisos". El abogado explicó que la decisión de Lepén de presentarse como querellante en la causa que se investiga a Escobar por presuntos daños en la Comisaría Primera, se basó en las declaraciones de dos civiles y de oficiales que estuvieron la noche del incidente.

El letrado leyó esas declaraciones donde se lo acusó al funcionario municipal de haber entrado "insultando al personal policial con expresiones tales como ‘milicos de mierda’, ‘los voy hacer echar a todos’, ‘no saben con quién se metieron’. ‘Yo soy Jesús Escobar’, y otros exabruptos.

Además, Lucero aseguró que "existen registros de imágenes y de audio de los acontecimientos de esa noche" y "lesiones sobre personal policial", aunque no brindó detalles de los mismos.

"Es información que está documentada en escritos que están firmados por personas. Revelar información sobre quienes son las personas que se han expresado y que sostienen que estas manifestaciones existieron podría involucrar el trámite de la causa penal. Conocemos esta información pero nos vemos imposibilitados de brindar más detalles", manifestó el patrocinante legal de la Policía.

Lucero manifestó también que acusan a Escobar de "resistencia a la autoridad".

"Causa trucha"

Durante su encuentro con los medios periodísticos, Escobar aseguró que la investigación que se lleva adelante en el Juzgado de Instrucción Nº 5 es "una causa trucha", y consideró que es "una causa armada" y que los testigos son "falsos".

"Si un nene de segundo grado lee estas declaraciones se da cuenta que están mintiendo. Es increíble la contradicción que hay entre los dos testigos que presenta la Policía, presenciales según ellos, como así también la cantidad de contradicciones que hay entre los policías que declaran", denunció el secretario de Derechos Humanos.

Escobar dio los nombres de los testigos civiles y remarcó las "contradicciones entre las declaraciones", además subrayó que "nadie desde la calle puede ver para adentro de esa comisaría".

"De lo que puedo dar fe es que en ningún momento lo esposaron porque yo estaba presente y no le observé las manos esposadas", habría declarado uno de los testigos civiles. Mientras que el segundo testigo habría dicho "como este señor (por Escobar) golpeaba la cabeza contra el suelo es que pudimos esposarlo y levantarlo".

Tanto Lucero como Escobar coincidieron ayer en que hay un certificado médico del forense que atendió al funcionario municipal que certificó "escoriaciones superficiales en ambas muñecas", lo que acreditaría el uso de las esposas.

El secretario de Derechos Humanos ofreció la conferencia de prensa acompañado por el secretario de Gobierno municipal, Mariano Mansilla, el abogado y ex fiscal Ricardo Mendaña, el intendente de Morón y diputado nacional electo Martín Sabatella, el ex presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) Marcelo Otharán, la concejal de Libres del Sur Mercedes Lamarca y la diputada Paula Sánchez.

Mendaña, quien aclaró que estaba presente como ciudadano independiente, calificó de "absoluto desatino" que la Policía quiera ser querellante.

"Esta decisión me parece que es tan desatinada que seguramente va a ser corregida próximamente, está mostrando una motivación adicional que no hace sino alimentar las sospechas de que el procedimiento está viciado de un conjunto de falsedades", afirmó Mendaña.

Comentá la nota