Fuertes críticas de UDAP y un discurso conciliador de Gioja.

Ayer, el segundo día de paro, los docentes marcharon. No hubo llamado oficial, sí señal de diálogo.
Al menos hoy hay clases normales en los dos turnos, después de los dos días de paro de UDAP que provocaron una respuesta enérgica del Gobierno -yendo a la Justicia y amenazando con quitarle al gremio la personería gremial y el código de descuento-, ingredientes que pusieron al conflicto docente en la máxima tensión. Ayer hubo mensajes contrapuestos de los protagonistas: José Luis Gioja se mostró conciliador e inauguró una escuela de Educación Especial en Albardón, y UDAP, en la voz de su secretaria general, Graciela López, le dedicó a la parte oficial fuertes críticas durante la marcha de antorchas que cumplieron anoche, en la última jornada del paro por 48 horas, en reclamo por mejores sueldos.

La encrucijada tiene hoy un día clave: el gobernador dijo que hay voluntad de diálogo pero que no se dará si hay presiones, insinuando que esperaban hasta hoy -que ya no hay paro- para volver a convocar a los docentes. Esto, con la idea de que no hay más plata en la masa global dispuesta para el aumento, pero sí pueden ensayarse otras distribuciones que satisfagan al magisterio. Por su parte, UDAP tiene plenario a las 9 en la EPET 4, donde analizará los pasos a seguir: anoche no descartaban que podrían llamar a un nuevo paro para la semana próxima.

En Albardón, Gioja dijo ayer a la prensa que "hay que recuperar el diálogo pero no bajo medidas de presión, pero estamos dispuestos a dialogar. Lo ofertado es demasiado, no en función de lo que merecen que capaz que es mucho más, sino en función de las posibilidades de la provincia".

Reforzó la idea en su discurso: "Los sanjuaninos hemos hecho algo importante, olvidarnos de los desencuentros, no hace falta pensar igual, hace falta coincidir en objetivos comunes para que le vaya bien a nuestra gente. Hay reivindicaciones que se piden que pueden ser legítimas, pero no podemos poner el interés del sector o el interés personal por encima del interés del conjunto".

Por su parte la gremialista López, anoche en las escalinatas de la Catedral arrancó un discurso en medio de cánticos críticos al Gobierno: "Otra vez estamos en la calle luchando contra el poder político. A los maestros nos usaron para mostrar en la Nación que en la provincia de Gioja empezaron las clases". Y agregó: "en esta provincia hay represión, no de los bastones ni de los gases lacrimógenos, pero si es sistemática y psicológica. Y no se gobierna dibujando situaciones de que acá no hay problemas de salud, seguridad y educación".

Frentes abiertos

Por otro lado, ayer no hubo novedades de los frentes de acción que encaró el Gobierno contra UDAP, tras haberse roto el diálogo, pero fuentes calificadas dijeron que sí se esperan para hoy.

Como el gremio convocó igual a paro pese a que una medida judicial se los impedía, el Gobierno presentó un pedido para que le sea retirada la personería gremial, lo que quedó a criterio del Ministerio de Trabajo de la Nación y, si eso se daba, el segundo paso que evaluaba la parte oficial era dejar de ser agente de retención del gremio, quitándole el código de descuento, con el que se retiene el aporte gremial a los afiliados, la principal financiación sindical. Además, el fiscal de Estado, Mario Díaz, le pidió al juez civil Roberto Pagés -que interviene en el amparo inicial que presentó el Gobierno la semana pasada y que tuvo como resultado la prohibición judicial de hacer paro para UDAP, UDA y AMET- que aplique sanciones, y el magistrado fijó una multa para UDAP de 10 mil pesos. Pagés envió las actuaciones a la Justicia Penal para que defina si el gremio cometió el delito de desobediencia judicial, que castiga con pena de prisión, y para hoy se esperan novedades en ese fuero.

Ayer, el abogado de UDAP, Daniel Persichella, dijo que preparaban para hoy temprano una presentación judicial rechazando la multa bajo el argumento de que "hay una irregularidad procesal", porque Pagés "no puede declarar que se ha desobedecido una resolución que aún no está firme". Además, la defensa gremial objeta que "hay otros vicios graves en el proceso" al "no haber cumplido Fiscalía de Estado con la notificación del caso a la Defensoría del Pueblo".

Por otro lado, Persichella aseguró que ya hay una queja contra la provincia por parte de CTERA por el incumplimiento del piso salarial de 1.490 pesos y que esa confederación ya pidió los expedientes para enviarlos a la Organización Internacional del Trabajo para que se expida.

Comentá la nota