Fuertes críticas a Merkel de parte de un ex aliado

El nuevo presidente del grupo parlamentario socialdemócrata, Frank Steinmeier, acusó al Gobierno de centro-derecha de Angela Merkel de haber emprendido una política retrógrada y de despilfarro, y desde el congreso de su partido en Dresde prometió cuatro años de oposición fuerte.
Tras el discurso de presentación del nuevo presidente, Sigmar Gabriel, ayer, hoy le tocó el turno al flamante líder de la oposición, hasta hace un mes ministro de Exteriores del gobierno de gran coalición y derrotado candidato a la Cancillería.

Steinmeier centró íntegramente su discurso en su nuevo papel como jefe de la oposición parlamentaria y no dedicó ni una sola palabra al análisis del desastroso resultado de las elecciones generales de septiembre en las que el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) obtuvo el 23 por ciento de los votos, el peor de su historia.

El nombramiento de Steinmeier como jefe del grupo parlamentario ha levantado ampollas en el partido, no sólo por haberse producido la misma noche electoral a modo de autoproclamación, sino porque representa como pocos los errores de los once años de responsabilidad gubernamental.

Steinmeier es uno de los principales arquitectos de la denominada Agenda 2010, el impopular programa de reformas sociolaborales aprobado durante el gobierno de Gerhard Schröder y uno de los causantes de que el SPD haya perdido en los últimos once años a la mitad de sus votantes.

Aunque en la primera jornada de debates hubo muchos delegados que criticaron la renovación poco ambiciosa de la cúpula y la presidencia -sólo once de los más de cuarenta miembros de ésta última son caras nuevas- finalmente predominó la disciplina, como también hoy, en que no hubo réplicas al discurso de Steinmeier.

Steinmeier no sólo esquivó todo lo que se pareciera a un 'mea culpa', sino que subrayó que fue el gobierno de Gerhard Schröder quien "liberó a Alemania de la caspa" de los años ochenta, en que ya había gobernado una coalición de centro-derecha bajo Helmut Kohl.

Hoy se centró en atacar todas las decisiones "equivocadas" de la nueva coalición de centro-derecha presidida por Merkel, un Gabinete que, dijo, "no tiene ideas de futuro".

Steinmeier desgranó los principales puntos de la actual coalición de Gobierno y criticó la política de alivios fiscales como despilfarro a costa de muchos y en beneficio de pocos.

Los alivios fiscales prometidos, añadió, abrirán "profundos agujeros" en los erarios del Estado y los 'LTMnder', lo que indefectiblemente irá en detrimento de los ciudadanos.

La segunda jornada se centrará en hacer un análisis de los errores pasados y en debatir el futuro curso del partido.

Los delegados votarán una moción de la directiva en la que se habla de pérdida de credibilidad y de decisiones laborales que fomentaron "los contratos precarios" y condujeron a un retroceso de los ingresos reales, pese al crecimiento económico que registró el país.

Comentá la nota