Fuerte tensión anoche en el corte de Chichinales

La tensión subió ayer a su punto más alto en el piquete docente de Chichinales, mientras se cumplen ya 21 días de corte y no aparece ninguna solución.

Anoche el tránsito en Chichinales estaba totalmente cortado, en este caso por los camioneros, que horas antes habían quemado los elementos con los que los docentes interrumpían el paso de los vehículos.

El incidente se produjo alrededor de las 18, cuando los camioneros demorados de ambas manos de la Ruta 22, empezaron a presionar para pasar y no lo consiguieron. Ante la negativa de los docentes, optaron por hacer dos contrapiquetes para impedir el paso de los vehículos que los maestros sí dejan pasar, como ambulancias, autos con ancianos o niños. Eso desató la bronca generalizada y el tema llegó a tal punto que los camioneros prendieron fuego a uno de los piquetes y los maestros quemaron el otro antes que se los desarmaran los camioneros. Desataron enormes llamaradas. Por fortuna no hubo heridos en el lugar.

De ahí en más, el nerviosismo se apoderó de los piquetes. Con insultos de uno y otro lado.

A las 20:30, cuando los maestros se retiraron de las rutas, los camioneros volvieron a la zona de cortes y terminaron de quemar los restos de los piquetes. Y de esa hora en adelante los bloqueos que impedían el tránsito eran los de ellos.

El reclamo de los transportistas era claro. Piden el fin de los cortes, para poder circular por la Ruta 22 libremente.

Entre las dos interrupciones, el tránsito estaba cortado desde las 15:30 y al cierre de esta edición habían colas de cinco kilómetros de todo tipo de vehículos.

También ayer por la tarde circuló otra vez el rumor sobre la presencia del BORA en el lugar.

Al margen de los incidente, los maestros aguardan sin demasiada expectativa las reuniones que en el inicio de esta semana se concretarán con legisladores y funcionarios del gobierno provincial.

Por ahora, el número de maestros en el piquete se mantiene, aunque el ánimo de los docentes muestra claramente dos aspectos: por un lado, la decisión de seguir con el corte bajo la consigna de que todo este plan de lucha servirá para conseguir las mejoras. Por el otro, cierto desánimo porque nada parece conmover al gobierno, según ellos mismos sostienen. Claro, hacia fuera lo que menos se quiere mostrar son los efectos del desgaste.

La idea que reina en el piquete es que seguirán allí por varios días más y algunos especulan que si existiese una propuesta, entre que se llame a un congreso y se resuelva al respecto, pasará al menos una semana más. De todos modos, esa propuesta no existe por ahora y el gobierno ya anticipó que es improbable que al encuentro del martes, que se hará en Roca, llegue con una alternativa de mejora salarial. El primero de estos encuentros será este lunes durante la tarde en la Legislatura, con los integrantes de la Comisión de Educación.

Comentá la nota